Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Cultura

Octavio Paredes López: Ya recibí todos los premios

Galardón. El sinaloense obtiene la distinción de Fundación Fellow, por su trayectoria en las ciencias alimentarias
Avatar del

Por: Graciela Gaxiola

Octavio Paredes López.

Octavio Paredes López.

Su edad ya no se la dice a nadie, pero el doctor Octavio Paredes López asegura que ya está al final de su carrera científica. “Toda la vida he estado pegado a la cosa científica, mi productividad tiene que ser menor; ya tengo todos los premios importantes que le puedan dar a un investigador en mi especialidad, ya no me van a dar nada. En Mocorito una vez inventaron un premio y también me lo dieron a mí”, expresó con mucho orgullo y alegría el sinaloense, miembro de El Colegio de Sinaloa.

El último premio importante lo recibió el pasado 11 de julio. Se trata premio anual de la Fundación Fellow, un galardón muy competido en el mundo, el cual generalmente se otorga a ciudadanos estadounidenses, y que él recibió en el marco del congreso del Institute of Food Technologists, donde se reunieron unos 25 mil científicos y académicos.

¿Por qué se lo dan a un mexicano? “Se lo dan primeramente a un latinoamericano, por las investigaciones que he desarrollado en mi vida científica en el desarrollo de procesos”, dijo desde París, al contestar una entrevista telefónica. Fue notificado sobre este premio hace tres meses, pero fue hasta hoy que lo dio a conocer. Destacó que en esta ceremonia de entrega ofreció una plática a un grupo de colegas científicos, donde resumió su labor científica, y como investigador  en su mensaje destacó la importancia del estudio de los materiales genéticos de América Latina, especialmente los de Mesoamérica. Señaló que culturas como la china, coreana y la hindú, tienen una profunda tradición en la difusión, a través de sus mercados, de sus elementos naturales. El académico de la UNAM y fundador del Unidad Irapuato del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav), señaló que el maíz, el frijol, amaranto, quinoa, chía, huitlacoche, nopal, tuna, maca, entre otras de esta región, merecen una alta atención por sus propiedades. “Tenemos una enorme diversidad, pero muy poca atención, a eso me he dedicado”, destacó el mocoritense, quien ha obtenido anteriormente distinciones como el Premio Nacional de Ciencia y Tecnología, Pionero de la Ingeniería Bioquímica en México, Investigador Distinguido del IPN, entre   otros.

Su labor en París.

Hace unos cinco años se le ocurrió proponerle al rector de la UNAM la creación de un centro de intercambio con Europa, la idea era Alemania o Francia, y toda esta búsqueda lo condujo a Francia. Ahora, desde hace año y medio, este centro se ubica en el Barrio Seis, de París, dentro de La Sorbona, desde donde se ha logrado darle seguimiento al objetivo de incrementar e identificar oportunidades educativas, el intercambio cultural, académico, tecnológico, de innovación entre ambos países, y de México hacia toda Europa.

Asegura que estará dos o tres años más en París, en este centro, que es el primero en su tipo, ya que otros anteriores tenían como vocación la enseñanza del español en otras naciones, pero no esta interacción científica. “Estaré aquí un tiempo más para que esto siga marchando de la mejor manera, que México sea más internacional; el mundo se globalizó y somos medio rancheros, las interacciones son pobres en relación a lo que están haciendo otras universidades, como de Brasil, por ejemplo”.

“Ha sido un camino larguísimo que nadie me enseñó, yo lo aprendí poquito a poquito, sufriendo; pero ahora ya puedo dar un doctorado sobre cómo crear un centro de universidad extranjera en Francia”, dijo.

La Sorbona le dio hace apenas unos días a Enrique Peña Nieto un premio como “amigo de las universidades de París”, es el primer mandatario mexicano en recibirlo. Sobre esto, el doctor Paredes López destacó que esta presea “es un reconocimiento a México. Los amores entre México y Francia han existido históricamente y han pasado por etapas difíciles en los años recientes, los cuales han mejorado.

Estos hechos importantes en esta historia científica y cultural serán tema central de un amplio seminario que se realizará en París el próximo año”, aseguró.

Datos:

El doctor Paredes López estudió la carrera de Ingeniería Bioquímica y obtuvo el grado de Maestro en Ciencias Alimentarias en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN. Maestro en Ingeniería Bioquímica por la Academia Checa de Ciencias. Posteriormente recibió el grado de Doctor en Ciencia de Plantas (Ph.D.) de la University of Manitoba en Winnipeg, Canadá. Ha efectuado estancias de investigación y posdoctorales en Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Francia, Alemania, Suiza, República Checa y Brasil.