Selecciona tu región
Cultura

Periodistas explican la labor del ‘fixer’: enlace entre el medio y la noticia

Reporteros independientes exigen formalidad laboral y mejores prestaciones con los medios que los contratan como productores locales

Por Alejandro Witker

-

Los fixers, arregladores o facilitadores, fungen como productores para medios de comunicación nacionales e internacionales. Son el enlace entre el medio y el fenómeno social que se va a informar.

Suelen tratarse de temas complicados; delincuencia organizada, narcotráfico y migración son los temas que los periodistas Vania Pigeonutt y Benjamín Alfaro han trabajado. Todos los detalles de esta profesión fueron explicados en transmisión digital a través de redes sociales de la Organización No Gubernamental (ONG) Frontline Freelance México.

¿Que es un fixer?

En palabras de Vania Pigeonutt y Benjamín Alfaro, los fixers o arregladores son quienes conocen el territorio, con muchos años de trabajo en determinada zona o área geográfica con el objetivo de facilitar el trabajo a productoras de contenidos audiovisuales. También necesitan tener contactos y saber contar historias con ética periodística.

“En mi caso fue el empezar a contar historias que en algunos medios no son de interés.” Detalló Alfraro, quien ha encontrado foro abierto en canales extranjeros, a  quienes informa sobre la migración del sur de México y Guatemala.

Asimismo consideró la firmeza y capacidad para contar historias como requisitos fundamentales para cumplir con su labor, sin importar la formación profesional: “Hay antropólogos, sociólogos que también se dedican a ser fixers por que conocen principalmente el territorio.”

En su oportunidad, Alfaro denunció la uitilización del termino fixer como un pretexto para evitar pagarles lo correspondiente a un productor local, a pesar que sus labores sean las mismsas.

Las historias delicadas

De las temáticas que Vania Pigeonutt ha trabajado como fixer en Guerrero, destaca el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, también el desplazamiento interno forzado, es decir, grupos de personas que por la violencia e inseguridad se han visto obligadas a dejar sus comunidades. Otro tema que mencionó Vania es el actuar de los autodefensas en regiones conflictivas.

Todo esto trae consigo un complejo panorama para reportar, incluso para quienes habitan en la misma zona geográfica: “Es complicado para explicarlo aún estando en el territorio. De allí la necesidad y la importancia del trabajo del fixer” Como un productor local para medios nacionales e internacionales “Es más fácil para nosotros explicar que para alguien que llega por primera vez a un lugar en donde hay muchos fenómenos de violencia traslapados” agregó. 

Condiciones laborales precarias

Dentro de las responsabilidades como arregladores señalaron saberse mover en un determinado territorio, tener valiosos contactos, incluidos miembros de la delincuencia organizada, entender y saber explicar el fenomeno social que se va a exponer, también ser conductor o chofer, traductor para medios extranjeros, además del garantizar seguridad y primeros auxilios de ser necesarios: “Quieren que resolvamos todo” añadió Benjamin al referirse a los medios de comunicación que los contratan.

Es por ello, que Alfaro y Pigeonutt suplicaron se formalicen las relaciones laborales y se cumpla con una remuneración justa, debido a que las condiciones actuales de los periodistas independientes que trabajan como productores locales o ‘fixers’ son precarias.

Para entender: La labor de abrir paso a medios de comunicación con el narco en México
Un fixer es una persona que sirve de enlace entre productores, directores, escritores o periodistas —en su mayoría extranjeros— con miembros de grupos del crimen organizado.

Es un periodista conectado con jefes de cárteles, sicarios, narcomenudistas, cocineros de droga, agentes federales, miembros del ejército y policías.  Su labor es abrirles paso a reporteros o documentalistas de todo el mundo, para que realicen su trabajo en los lugares más violentos donde opera la delincuencia organizada en México de manera segura, pues este país es considerado el más peligroso para periodistas en el mundo, explicó Miguel Ángel Vega, escritor, periodista de Ríodoce, director de cine y fixer.  

“Ellos me contactan a mí para que abra esos accesos de manera segura y que nadie resulte lastimado”, contó en entrevista con Debate.

Leer más: La labor de abrir paso a medios de comunicación con el narco en México

Originario de Culiacán, Sinaloa, Miguel Ángel Vega comenzó su carrera periodística en un periódico local de esta ciudad. Posteriormente se mudó a Los Ángeles, , California, para sus estudios de cine y al regresar a México es contactado por periodistas de esa ciudad estadounidense para grabar en Culiacán un documental sobre narcocultura. 

Síguenos en