Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Pinceladas cambian de pequeño a gran formato

MAZATLÁN

Pinceladas cambian de pequeño a gran formato

Pinceladas cambian de pequeño a gran formato

Mazatlán Sinaloa.- El pintor originario del Distrito Federal José Alberto Gómez Chávez, con 30 años de trayectoria en las artes plásticas, ha dejado plasmado su talento en un sinfín de cuadros con un estilo surrealista propio.

Pero otra de las etapas que está desarrollando es la de muralista.

Ya cuenta con dos murales en El Rosario en los que plasma la historia del sur del estado.

El pintor se formó artísticamente en Chapala, Jalisco, y la Ciudad de México.

El artista radicado en Sinaloa desde 1972 vivió en Mazatlán durante 10 años, pero recientemente tomó como sede la tierra de la cantante Lola Beltrán, El Rosario.

Las obras Mi pintorcito, Todo santos, Dentro de mí, Vacío existencial y No siempre fue así, son ejemplo de su gran trabajo sobre caballete.

Gran formato. El primer mural lleva por nombre La leyenda de Rosario, en el cual imprime en tonos sepia la Danza del venado, el juego del ulama, así como la vida de los indígenas de ese lugar.

Esta obra realizada en 2003 mide 1.20 por 8 metros. Ahora está ubicada en el lugar de los recuerdos de El Rosario.

El segundo es La llegada de Nuño de Guzmán al caserío de Chametla, óleo sobre tela de 5 por 2 metros, el cual está montado en el Archivo Histórico y Museo de Arqueología de El Rosario. Fue creado de octubre a noviembre de 2013.

Sus inicios en el muralismo se dieron en la Ciudad de México con la pieza Encuentro de dos razas, de 10 por 2.50 metros, ese está ubicado en la calle de Francisco I. Madero y Bolívar, realizado en 1989.

"Para mí, incursionar en el muralismo representa la libertad de crear en macroespacios que interactúen con el entorno o ambiente para el cual están diseñados", expresó Gómez Chávez.

También en la Ciudad de México hizo bóvedas en el hotel Royal Insurgentes y Royal Pedregal.

El legado. Una de sus pasiones es la docencia y tiene cuatro años impartiendo diversos talleres y clases en el centro cultural de Zacoalco de Torres, Jalisco, en el Centro Rosarense de las Bellas Artes, así como otros lugares, con la finalidad de transmitir a las nuevas generaciones sus conocimientos en la pintura, muralismo, escultura y grabado.

Hasta la fecha, el artista ha llevado sus obras a toda la república en exposiciones individuales y colectivas. Ha viajado a países como España, Colombia, Venezuela y Cuba por medio del grupo MAI.

En una de sus primeras exposiciones en Mazatlán tuvo de invitado a Antonio López Sáenz y apadrinó la muestra el reconocido y fallecido pintor Carlos Bueno, quien le puso el nombre a la exhibición, Huevoarte.