Selecciona tu región
Cultura

Rina Lazo: Estamos viviendo un arte mudo; el arte de combate está prohibido

La pintora y muralista, quien fuera una de las alumnas de Diego Rivera, comparte que el mural  ha perdido fuerza como una expresión ante los problemas que aquejan a la sociedad 

  • Entrevista

Por Maribel Arredondo

-

La pintora y muralista Rina Lazo, nacida en Guatemala el 23 de octubre de 1923, pero radicada desde hace años en México, siente una gran conexión con la tierra azteca y lo ha manifestado en sus obras pictóricas. Así lo detalla en una entrevista ofrecida a EL DEBATE durante su visita al estado en días pasados.

Foto: Cortesía

Rina y Diego Rivera


La artista pertenece al movimiento del muralismo mexicano. Su amor por el arte maya se hizo presente desde corta edad, cuando pasó su infancia en el pueblo Cobán, en Guatemala, y esto le permitió enamorarse de la cultura maya,  y que años más tarde se haría presente en sus obras.

Foto: Cortesía

Al paso de los años, el destino la trajo hasta México, país que le abrió un camino en el muralismo y la pintura, de la mano de Diego Rivera, quien le daría sus primeras clases de arte monumental al ayudarle en la creación de grandes obras por más de 10 años. Su primer mural al lado de Rivera fue en 1947, y te titula Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central.
Trabajó bajo su tutela hasta la muerte del artista, en 1957. Otros de los murales en los que le ayudó son  El agua, origen de la vida sobre la tierra (1951), que se encuentra en Chapultepec; el mural La Universidad, la familia mexicana, la paz y la juventud deportista, del Estadio Olímpico Universitario (1952); El pueblo en demanda de salud (Historia de la medicina en México) (1953).

Foto: Cortesía

También en un mural que Rivera realizó en Guatemala, que se tituló La gloriosa victoria (1954). Está ubicado en el Palacio Nacional de la Cultura.
Estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes en los años 40, en Guatemala. En 1945 llega a México para estudiar en la  Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda.
Pero sin duda, haber sido discípula de Rivera  le dio las bases para que ella creara sus propias obras, como en 1996, que realizó dos reproducciones de los murales precolombinos en Bonampak. En 1995, realizó uno en el Museo de Antropología, llamado Venerable Abuelo Maíz.

El legado sigue


“Para mí fue maravilloso estar con él. Desde que era muy joven empezaba yo apenas a aprender y estar cerca de un pintor de la categoría de Diego Rivera es un regalo. Creo sinceramente que es el artista más importante en el mundo del siglo 20. Eso debe enorgullecernos a todos los mexicanos.”
Indica que empezó a trabajar con Diego Rivera en el mural que lleva por título Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central.
“Se pintó en el hotel Del Prado, que estaba enfrente de la Alameda, pero después del sismo que tiró el edificio, se salvó el mural y se colocó enfrente.”  
La artista refiere que Diego Rivera, y en su mayoría los pintores, ocupan siempre modelos para algunos de sus trabajos. En su caso,  no lo fue, pero sí lo apoyaba al mostrarle un brazo para que pintará alguna figura.  

“Nunca fui modelo del maestro. Él tenía muchos modelos. Los pintores necesitan de muchos modelos, pero yo siempre fui su ayudante.”
Refirió que Rivera le dejó  las bases y la enseñanza necesarias para desarrollar su trabajo de muralista y pintora.
“Me enseñó lo que es la composición, su importancia, las líneas geométricas, las secciones áureas. Trabajé pintando un poco en sus murales. Me dejó toda una enseñanza de la técnica del fresco, y eso es lo que me ha servido en la vida para expresarme.”

Rina Lazo: Foto: Cortesía

Freno al muralismo


Sobre el tema del muralismo en México, refirió que los grandes movimientos vienen de un movimiento social, la Revolución Mexicana fue uno de ellos.
“El nacionalismo que se despertó entonces produjo una gran cantidad de artistas que se desarrollaron con el interés de resaltar la Revolución Mexicana. El Nacionalismo se dio en el siglo 20, pero desgraciadamente hubo una campaña de la CIA, desde Estados Unidos, en contra del muralismo, porque no era conveniente que se siguiera haciendo obra de tipo social de tipo nacionalista.”

Foto: Cortesía

La artista que ese tipo de campaña logró la desviación de los artistas hacia temas de interés nacional y que aquejaba a la sociedad.
“Dejaron de ver el país, su propia historia, se interesaron por el arte, como lo llamó David Alfaro Siqueiros, el arte mudo; un arte formal que no dice nada, que no ofende a nadie, que no ensalce a nadie; eso es lo que estamos viviendo, un arte mudo, un arte abstracto, que no nos dice nada, solo nos da una visión de un arte bien hecho que te trasmite la emoción de un color.”
Expresó que el arte de combate está prohibido.  

Foto: Cortesía

Artista completa


El amor por la pintura le ha permitido seguir la línea del arte nacional, el mural. Pero refiere que le gusta pintar retratos y naturaleza.
“Toda la pintura es un placer para mí hacerla.”
Expresa que hace obras con tal de hacer sentir al espectador, con la intención de dejar un mensaje, una emoción, una estética visual.
“Me gusta la pintura que tiene raíces. Nuestra pintura tiene que expresar lo que fue antes. La pintura prehispánica es de lo mejor. No hay otra expresión mejor a esa, como las pinturas mayas de Bonampak, donde se muestra una gran batalla. Está perfectamente bien hecho, que podemos decir que es un arte moderno, expresa el movimiento. Es un arte que no tiene tiempo,  un arte moderno también.”

Foto: Cortesía

Trabajo


Revela que realizó una réplica de los murales de Bonampak en el Museo Nacional de Antropología, en el edificio anexo a la sala Maya, donde pintó de piso a techo la obra monumental.
Realizó calcas y decimales que hizo en la Selva Lacandona cuando todavía no había carretera.  
“Fue una experiencia magnífica que me dio la oportunidad de hacerlo Pedro Ramírez Vázquez. Él fue el que me entusiasmó para hacer ese trabajo.”
La artista también pintó otro mural sobre el tema de los mayas, el cual habla de su libro sagrado.

Síguenos en

Temas

  • Entrevista
  • pintura
  • Rina Lazo
  • obras
  • murales