Cultura

Rinden homenaje a Miguel León-Portilla en Bellas Artes

Miguel León-Portilla, maestro de las culturas originarias de México, fue despedido este jueves en un emotivo homenaje desde el Palacio de Bellas Artes

Por  Raúl Durán

1/3
Miguel León-Portilla, maestro de las culturas antiguas mexicanas, fue despedido este jueves en un emotivo homenaje en el Palacio de Bellas Artes(Foto: Cuartoscuro)

Miguel León-Portilla, maestro de las culturas antiguas mexicanas, fue despedido este jueves en un emotivo homenaje en el Palacio de Bellas Artes | Foto: Cuartoscuro

Rinden homenaje a Miguel León-Portilla en Bellas Artes(Foto: Cuartoscuro)

Rinden homenaje a Miguel León-Portilla en Bellas Artes | Foto: Cuartoscuro

Rinden homenaje a Miguel León-Portilla en Bellas Artes(Foto: Twitter @alefrausto)

Rinden homenaje a Miguel León-Portilla en Bellas Artes | Foto: Twitter @alefrausto

CDMX.- Este jueves 3 de octubre se rindió Homenaje Nacional en el Palacio de Bellas Artes a Miguel León-Portilla, maestro de las culturas originarias de México, quien falleció el pasado martes dejando un invaluable legado.

El emblemático evento, organizado por familiares del historiador, la Secretaría de Cultura y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), congregó a cientos de personas en el Palacio de Bellas Artes; lectores, admiradores y colegas del Dr. León-Portilla, conocido por haber dedicado su vida al estudio de las culturas nativas de Mesoamérica.

Hacia las 10:00 horas, se respiraba un aire de respeto en el recinto: las flores y los cantos (in xochitl in cuicatl) estaban presentes. Previo a la llegada de los restos del maestro, se realizaron lecturas de poemas en náhuatl, mixe, zapoteco, totonaco y mixteco, lenguas leídas, traducidas y estudiadas atentamente por él.

A las 11:30, tras un recorrido por las calles de la CDMX, llegaba el féretro con el cuerpo del historiador y filósofo, que fue recibido por su viuda, Asunción Hernández, y su hija, María Luisa León-Portilla, así Beatriz Gutiérrez Müller, el rector de la UNAM Enrique Graue, la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto, la Dra. Beatriz Gutiérrez Müller y el director del INAH, Diego Prieto.

El primer historiador, filósofo, filólogo y lingüista del náhuatl Miguel Léon-Portilla, fallecido el pasado el pasado 01 de octubre, fue homenajeado en el Palacio de Bellas Artes. En la imagen, Ascensión Hernández Triviño, viuda de León-Portilla, y Beatriz Gutiérrez Müller, primera dama, montan una guardia de honor. Foto: Cuartoscuro

"¡Bravo, maestro!", se escuchaba en el recinto. En medio de ovaciones y aplausos, el ferétro, cubierto con las banderas de México y la UNAM, fue trasladado hasta el centro del lugar.

Entre los poetas que rindieron homenaje al erudito de las culturas nahuas se encuentran la poeta tu'un savi Nadia López García y el poeta mixe Juventino Gutiérrez, quienes dieron lectura a poemas en lenguas originarias para despedir al gran "Tlamatini" (Sabio, en náhuatl).

Adiós, Tlamatini

Miguel León-Portilla (1926-2019), fallecido el pasado martes 1 de octubre a los 93 años, realizó un invaluable aporte para el estudio de las culturas prehispánicas, particularmente del Náhuatl. Ademá de realizar ensayos ahondando en la cosmovisión de los antiguos del Anahuac, tradujo decenas de poetas del mundo prehispánico, haciéndolos llegar a nuestra lengua.

Autor de más de una decena de obras, ente las que destacan "Visión de los vencidos" (1959), "Los antiguos mexicanos a través de sus crónicas y cantares" (1961), "Quince poetas del mundo náhuatl" (1993), "La tinta negra y roja: Antología de poesía náhuatl" (2008), entre muchos otros títulos.

Además, se desempeñó como investigador emérito de la UNAM por décadas y era miembro de El Colegio Nacional.

A lo largo de su trayectoria fue distinguido en más de 15 ocasiones con el título de Doctor Honoris Causa, así como merecedor de numerosos premios, entre los que destacan la Medalla Belisario Domínguez (1993), el Premio Internacional Alfonso Reyes (2000), Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio (1999), entre otros.

Foto: Cortesía

Sirva a manera de homenaje al maestro este fragmento del poema de Tlaltecatzin de Cuauhchinanco (siglo XIV), vertido del náhuatl clásico a nuestra lengua por él: 

"Digo: váyame yo,
como los muertos sea envuelto,
yo cantor,
sea así.
¿Podría alguien acaso adueñarse de mi corazón?
Yo solo así habré de irme,
con flores cubierto mi corazón.
Se destruirán los plumajes de quetzal,
los jades preciosos
que fueron labrados con arte.
En ninguna parte está su modelo
sobre la tierra.
Que sea así,
y que sea sin violencia".

"La tinta negra y roja: Antología de poesía náhuatl" (2008), trad. Miguel León-Portilla.