Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Su calidad literaria los trae a Sinaloa

CULIACÁN

Su calidad literaria los trae a Sinaloa

Su calidad literaria los trae a Sinaloa

Su calidad literaria los trae a Sinaloa

Rocío Reynaga

[email protected] @rereynagam

Culiacán, Sinaloa. El narrador michoacano Luis Miguel Estrada, quien actualmente radica en Estados Unidos, y el poeta coahuilense Luis Jorge Bonne Villa, llegaron a la acalorada capital sinaloense a recibir uno de los premios de literatura más importantes de México, el Gilberto Owen, al cual se hicieron acreedores gracias a la calidad de sus obras, sobre la cual comparten, cada uno desde su mundo.

El autor. Luis Miguel fue distinguido por el gobierno del estado, por su libro de cuentos Journeymen, el cual le está abriendo camino. El joven escritor, reconoció en entrevista que tiene bastante material para cosechar ideas y enseguida escribir ficción. Se forja para crear mundos con la compañía de los escritores clásicos y de los contemporáneos, y además, es la vida misma la que lo instruye. Su paso por tiendas de autoservicio laborando como cajero, o auxiliar en tiendas de renta de videos, o en un almacén de consultorios médicos, han sido lugares donde ha recogido material para alimentar su imaginación; en un banco, en un periódico, frente a estudiantes, todo le ha valido de experiencia. No es coincidencia que los grandes tengan que recorrer caminos alternos al arte, como lo hizo de joven Juan Rulfo, que las ventas en un negocio de llantas, por mucho tiempo, le dieron para comer y darse tiempo para crear.

Fragmento de "El residente", incluido en Journeymen.

… Ocurrió entonces el envenenamiento. El "Chino Chan" aseguraba que tenía que cambiar mis fines de semana, que ahí estaba la clave. Le había comentado que no hacía nada durante la noche del sábado ni todo el día domingo.

—Seguro que te pones a pensar en lo que debes, y haces cuentas todo el día. A mí me pasa.

—Ni siquiera eso. Sé que lo que debo es impagable. No hago nada. Punto. Sólo intento dormir a buena hora para no joderme el lunes.

No le confesaba al "Chino" que miraba a la mesita en la que nunca había comido el montón de impagos acumulados. Me daban ganas de revisar los estados de cuenta de las deudas contraídas después de lo de Martina, pero me aterraba conciliar el número redondo, insuperable, que nomás iba creciendo conforme pasaba el tiempo, a una velocidad muy superior a mi capacidad de pago.

—Eso es lo que está mal, te presiona despertarte, por eso no duermes entre semana. Pero si el día domingo sales a hacer algo, te aseguro que te arreglas porque vas a caer redondo en esa noche. Y listo. Tu horario se ajusta solo.

"El Chino" me llevó al "Negrumo" donde me sirvieron un par de cervezas con el peor pollo de la historia, aderezado con un adobo a base de jugos gástricos, según me parecieron sus efectos posteriores. Cuando volví a mi casa, ya atardeciendo, el aceite revenido con que lo frieron aún me burbujeaba en la garganta. Cuando eructaba, el sabor acedo me inundaba la boca y me hacía escupir grandes charcos de saliva.

El placer de estar en Sinaloa. Por su parte, para Luis Jorge Boone, ahora que vino de la Ciudad de México a recoger a Sinaloa, también el premio pero en la categoría de Poesía, de Por boca de la sombra, se complace en disfrutar con más ganas a Los tigres del Norte y a "Chalino" Sánchez, a quienes dice escucha muy seguido de tanto que le gustan. Una vez que recibió su diploma, también confiesa que en esta tierra norteña cada vez que viene se permite cometer uno de sus vicios, que es comer mariscos en la mañana, en la tarde y en la noche, excusándose de que no regresará pronto.

La prueba de mayoría de edad. "Aquí recibí mi prueba de mayoría de edad como escritor, al recibir en 2005 el ya desaparecido Premio Nacional Inés Arredondo", dice el escritor, y nostálgico comparte que viene de regreso una vez más por motivos literarios. Enseguida, comparte algunos versos de Pruebas de todo esto que incluye en su poemario ganador del premio tan anhelado por narradores:

Te tomaría ahora mismo

de no ser por la guerra.

Te amaría intensamente esta semana

para que el lunes fuera una caída larga, intolerable.

Te seguiría a casa de tu amante

y te encontraría por casualidad

para acompañarte en el regreso.

En esta visita a Sinaloa, ambos escritores fueron abrazados por los representantes de la cultural estatal, entre ellos el escritor Élmer Mendoza, quien, en la ceremonia de premiación, leyó el acta del jurado y expresó sus felicitaciones.

El premio Gilberto Owen.

SE INSTAURÓ por primera vez en 1989. Este es convocado por el Gobierno de Sinaloa, a través del Instituto Sinaloense de Cultura, y el apoyo del Conaculta e INBA.