Selecciona tu región
Cultura

¡Talento! Gabriel, el artesano oaxaqueño que crea alebrijes de madera

El trabajo de este talentoso artista se destaca por realizar figuras con materiales rescatados de los ríos o mares, ornamentadas con iconografía zapoteca.

Por Abel González Duarte

-

Oaxaca.- Gabriel Sosa Ortega, un artista oriundo de Oaxaca comenzó a desarrollar un estilo propio a través de la talla tradicional de madera, en donde elabora algunas versiones de alebrijes “al estilo Tilcajete”, destacando su trabajo con madera de copal y tropicales rescatadas de los ríos y el mar. 

El alebrije es una de las expresiones artísticas mexicana hecha tradicionalmente con la técnica de la cartonería, figura que dicho sea de paso, fue creada por Pedro Linares, el cual combina diversos animales reales e imaginarios, mismos que están pintados por múltiples colores. 

Sosa Ortega aprendió desde muy chico gracias a su padre, quien lo llevó de la mano para incursionar en este tipo de arte en Tilcajete, Oaxaca, para posteriormente adentrarse a las artes gráficas y plásticas, lo que lo ha llevado a experimentar diversos materiales, dejando un estilo único en sus creaciones. 

El artista comentó que también le gustaba pintar a estos alebrijes sobre bases negras para que al momento de ir grabando, dejar al descubierto el tono natural de la madera. 

Asimsimo, ha realizado piezas sumamente interesantes con destellos de oro, una técnica que aprendió en el taller de restauración de la preparatoria católica Santa Cruz. Ahí el artesano comentó que le llamó mucho la atención el arte sacro y fue a como aprendió las técnicas de restauración, es por eso que se le ocurrió la idea de emplear lo primeramente mencionado como parte de la ornamentación de los alebrijes. 

En sus creaciones se pueden encontrar iconografía zapoteca, del calendario ritual o sagrado (Piye), del cual, también utiliza íconos que representan la felicidad, el movimiento y el respeto. 

El artista comenta que el proceso creativo que implementa en cada piesa va variando dependiendo del tamaño. “Después del tallado, que va desde un día en piezas muy pequeñas, hasta una semana, quince días o un mes; en las más grandes, el proceso más largo es el secado que tarda cuatro, seis, doce o hasta 24 meses, esto es haciendo una pieza a conciencia y bien hecha, para que no se hinche o se parta”. 

En el lejano noviembre del 2015, Gabriel desarrolló el proyecto Matlazihua Arte, el cual es un espacio dedicado al rescate del arte popular y contemporáneo, esto con el fin de que otros artistas puedan promocionarse y exponer sus obras de artes. 

Un año más tarde inauguró la galería homónima, en donde resaltó la importancia del arte popular. 

En la actualidad, el artesano oaxaqueño representa dentro de sus obras el folclor de su estado, mezclando el arte popular con el contemporáneo.

Leer más: Rinden homenaje en Culiacán a la cronista Manuela Rodríguez

Gabriel Sosa Ortega radica en el estadod e Oaxaca entre su comunidad, San Martín Tilcajete y la costa oaxaqueña en donde prepara nuevas obras.

Del 2 al 5 de septiembre son las vendimias de Aguascalientes
Síguenos en
Más sobre este tema