Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Traducción de la Biblia al idioma Mayo duró 70 años

LOS MOCHIS

Los Mochis, Sinaloa.- Setenta largos años tuvieron que pasar para que fuera concluida la traducción de la Biblia al idioma Mayo-Yoreme.

"Diosta nooki yorem nokpo" también es un libro de consulta y cultural, que permitirá perpetuar la lengua mayo en su más pura traducción, cuenta con un glosario, en pasta gruesa a color y con ilustraciones típicas de mayo yoreme. También contará con un disco para escucharlo.

La invitación a esta presentación de la Biblia es el próximo sábado 15 de marzo a las 15:00 horas en el auditorio de la UAS, y la invitación es abierta al público.

"Es una tarea inspirada por Dios", por eso se hará una gran fiesta, un evento cultural e intelectual a la que asistirán lingüistas y traductores de la Unión de Traductores Indígenas de la República Mexicana, del Instituto Lingüístico de Verano y autoridades del INALI así como personas que hicieron posible la traducción, los pioneros de esta tarea que viene procedentes de Tucson, Arizona y de Canadá, informa Josué Castro.

También se celebrará en San Pedro, Sonora el domingo 16 de marzo con la inauguración de el Centro de Traducción Masehuali.

El proceso. El pastor norteamericano Alberto Nikel y su esposa Josefina trajeron el proyecto para traducir el Nuevo Testamento al idioma Mayo. Ellos eran de origen Memonita y al enfermar su esposa tuvieron que partir a Estado Unidos, y regresa su hermano Alfredo y Elicita Coyar a continuar la obra. Ellos permanecieron casi 30 años en Sonora de donde tuvo que partir a EU por enfermedad y sus hijos y yerno Lorenzo de profesión lingüista que aprendieron el Mayo continuaron. A su muerte el hermano Alfredo se quedó a cargo con la traducción quien venían a Sonora a revisar. Y los últimos 30 años el hermano Anacleto Ramírez retomaron el proyecto del Nuevo testameto y se hizo mas grande el equipo de traductores a los que se unieron personas de la comunidad de el 5 de Mayo.Consultaron con maestros bilingües, por las diferencias entre el idioma de una región a otra. Fue un trabajo de día y noche.