Cultura

Vida y obra de “Ferrusquilla” en voz de sus grandes amigos

 Faustino López Osuna y José Ángel Pescador  narraron anécdotas y vivencias del autor de La ley del monte y Échame a mí la culpa

Por  Maribel Arredondo

José Ángel Espinoza,(foto, Jorge Osuna)

José Ángel Espinoza, | foto, Jorge Osuna

Mazatlán.- José Ángel Espinoza “Ferusquilla”, quien se inició como actor en 1946, deja un gran legado en el cine al filmar en países como España, Estados Unidos, Francia y Alemania, pero sin duda uno de los legados más grandes lo deja en la composición, labor que actualmente le da frutos en regalías y al seguirse escuchando en casi todo el mundo, traducidas a un gran número de idiomas.
El compositor, quien siempre se hacía acompañar de ropa en tonos claros, su camisa guayabera, un prendedor en forma de guitarra y su peculiar sombrero, contó a EL DEBATE sus anécdotas y hazañas que cobraron vida a través de tres de sus grandes amigos: Faustino López Osuna y José Ángel Pescador, está es la segunda parte de su especial por su cumpleaños número 96 publicada el 3 de octubre del 2015.


Libros sobre “Ferrus”.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Sin duda, a lo largo de su carrera el compositor, originario de Choix, fue y será merecedor de varias distinciones, entre ellas se hizo acreedor al premio Sinaloa de las Artes en 1999, y en 2008 fue galardonado con el Doctor Honoris Causa de la UAS.
Estudió en el Conservatorio Nacional de la Ciudad de México. Entre sus maestros figuran Pedro Menchaca, Silvestre Revueltas y José Revueltas. Su vida ha quedado plasmada en los libros Conversaciones y reflexiones. Los colegiados hablan y Échame a mí la culpa, escrito por Heberto Sinagui, y publicado en el 2002.
frutos de sus autorías.

 Canciones

El autor de la Ley del monte declaró en vida que sus melodías le han traído grandes satisfacciones y amigos. “Mis canciones me han dado grandes amistades, por ejemplo María Dolores Pradera, una gran artista española que se hizo mi amiga por mis canciones. Llegó a Choix a conocerme y nos hicimos grandes amigos.
Me han servido mucho mis canciones, luego tengo suerte de que la graben cantantes famosos, se venden los discos y de allí recibo las regalías”
estás eran sus palabras.

En esa entrevista resaltó que hay canciones que son una ‘llamarada de petate’, pues se dejan de escuchar, pero algunas si se quedaron en el gusto de la gente, motivo por el cual para el cantautor era muy satisfactorio.

Refirió que gracias a sus canciones cada tres meses recibía las regalías, las cuales varían dependiendo de las personas que lo graben.

Gracias a sus canciones, viajó a otros países, como en tren a New York. “No soy millonario, pero soy feliz”, puntualizó “Ferrusquilla”.

Su casa ubicada en Mazatlán, parece un museo, ya que porta una gran cantidad de reconocimientos, fotografías y discos que grabó desde el inicio de su carrera, pero por el momento no quisiera que fuera así.

Decía: “No, yo no tengo ese deseo, sin hacerme ilusiones de nada. Vivo con la inquietud del artista, con el deseo de llegar a un restaurante y que se acerque un trío para cantar”.
El intérprete reconoce el gran talento de sus colegas en la composición, como lo son Juan Gabriel y Armando Manzanero. “Ese Juan Gabriel hace unas canciones que son muy impactantes. Manzanero es una gran amigo y es muy bueno para componer”.

“Ferrusquilla” cantó con El Recodo.

Sobre su interés en su carrera de escribir corridos, dijo que no centró su  labor en ello, ya que sí escribió algunos, pero no dedicados a nadie, ni mucho menos que hablen de violencia.
“Escribí algunos, pero no para rendir homenaje a algún personaje. Es un estilo de canción, he escrito corridos, pero no es nada del otro mundo”.

Familia.
Su hija Angélica Aragón siempre estaba al pendiente de la salud y los cuidados de su padre. “Para mí es muy grato que ella se haya puesto artísticamente Aragón, ya que así se apellidaba mi mamá. En honor de ella adoptó ese nombre”.

A pesar de que Angélica heredó el don para la actuación y el canto, no se interesó por la composición.
Fue en el 2010, cuando padre e hija unieron sus voces en el disco México, mi palabra más bella, que fue presentado en Sinaloa.

Entrevistas: 

“Ferrusquilla fue de los primeros en hacer historia en Hollywood”

La amistad entre José Ángel Pescador y José Ángel Espinoza inició en 1985, luego de que “Ferrus” cambiara su residencia al puerto por los temblores del 85 en el Distrito Federal.
Un hombre sencillo.
“Tuve un mayor trato con él cuando venía yo  como servidor público a Sinaloa, y en algunos de los actos era José Ángel el invitado, en la campaña de Labastida Ochoa. Durante 40 días estuvimos viajando por el estado, y uno de los invitados de Labastida era “Ferrusquilla”, La banda El Recodo y Lola Beltrán. Lo curioso es que en cada visita que hacia “Ferrus” a Culiacán para distintos eventos, se quedaba en el mismo hotel”
En las reuniones, “Ferrus” aprovechaba para echar broma y para competir con Jesús Kumate, por el número de calles, esculturas y bustos que tenía cada uno.
“Ferrus comentó en una reunión: ‘Fíjate Pescador que hubo un muerto, en la calle Ferrusquilla y Jesús Kumate”.

Entre las anécdotas que han vivido, una de las más recientes platicada por él (cantautor), durante un recorrido a las Labradas, compartió que estaba en una playa en Portugal, y al pasar por un restaurante y al oír una canción, en idioma inglés, la cual grabó un cantante británico, todo mundo pensaba que era de ese artista.

El tema era Échame a mí la culpa. José Ángel entró y les dijo a los que se encontraban en el lugar que esa canción era suya.

Dentro de las preocupaciones de “Ferrusquilla”, era de que su estatua tuviera un pedestal, ya que había sido presa del vandalismo.

“Cuando vino el gobernador Mario López Valdez,  “Ferrus” le pidió que le ayudara para que la cuidarán (la estatua), y así se lo expresó: ‘porque le robaron las cuerdas, le robaron la guitarra, se llevaron el sombrero, y luego me dieron un balazo en la pompa’”, concluyó José Ángel Pescador.

“José Ángel es uno de los cuatro grandes compositores de música ranchera”

Celosamente guarda entre sus cosas una agenda de visitas en la cual tiene una dedicatoria para él, se trata de Faustino López Osuna, autor del himno de Sinaloa, quien comparte anécdotas al lado de “Ferrusquilla”.
Colegas y amigos.
Uno de los encuentros que tuvo con “Ferrusquilla”, fue en 1995. Para Osuna es muy grato contar con su amistad. “Si he recibido halagos a mi carrera, es de parte del maestro “Ferrusquilla”, quien me ha elogiado mi dominio del verso. El no es egoísta en la composición. Poco se usa que un autor elogie a otro”.  
Compartió que ha escrito varios artículos sobre José Ángel Espinoza, donde resalta el gran talento del compositor, quien afirma se ha ganado el cariño de presidentes, gobernadores y diversos artistas de talla nacional e internacional.
“Es uno de los cuatro grandes compositores de la música ranchera popular del siglo pasado. José Alfredo Jiménez, Tomás Méndez, Cuco Sánchez y “Ferrusquilla”, son las grandes plumas de la canción”, indicó.
Resaltó sentir una gran admiración por Espinoza Aragón.
“En los últimos años se estrechó más nuestra amistad, trabajando juntos por diversas labores. Luchamos por Mazatlán.”
A pesar de ser compositor, indica que no le ha escrito una canción a “Ferrusquilla”, y expresa el por qué.
“No les escribo canciones ni al narco, ni a nadie quien viva. Yo jamás les escribiría nada, pero en los artículos plasmo su vida”.  
Un rincón en el mar.

Luego de que Mazatlán le diera la oportunidad, “Ferrusquilla” opta por venirse a vivir al puerto, “lugar que desea como su última morada”, así lo expresa López Osuna, quien en  1987 le ayudó a buscar su nuevo hogar. Luego de buscar varias propiedades, a “Ferrusquilla” le gustó en la que hoy vive.
Faustino lo atribuye a que le gustó el paisaje, la vista, y porque estaba en una calle cerrada. Sin embargo no contaba con que años más tarde al dejarla sola, le robarían todos los muebles.
“Yo le ayudé a buscar casa en el puerto. Es un artista genial, uno no se cansa de oírlo. Una vez me dijo: ‘Yo vengo a mi tierra a morir’.  Yo no sé si estaría pasando algún problema, expresó eso luego de que se le hiciera un homenaje en Sinaloa. Yo creo que sintió el cariño que le dio la gente, lo cual le dio vida”.
Por último, Osuna expresó: “Soy afortunado de su amistad, de un artista que le ha dado tanto a su tierra, a México y al mundo”.

Fotos de  “Ferrusquilla”

  • Ferrusquilla
  • jose angel espinoza ferrusquilla
  • compositor
  • echame ami la culpa
  • angelica aragón
  • familia
  • hija

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo