Cultura

Aborda Krauze el poder en América Latina

El historiador y escritor mexicano presentó en Madrid su libro 'El pueblo soy yo', inspirado en su amistad con Richard M. Morse

Por  El Debate

Aborda Krauze el poder en América Latina. Foto: Reforma.

Aborda Krauze el poder en América Latina. Foto: Reforma.

Madrid, España.- Leer literatura es clave para entender a América Latina, aseguró el historiador y escritor mexicano Enrique Krauze este miércoles en la presentación en Madrid de su libro El pueblo soy yo, inspirado en su amistad con Richard M. Morse.

Es la historia de una amistad y de una gran admiración intelectual que nació con la lectura de una página de Morse en la revista Plural de Octavio Paz, contó Krauze en Casa América.

"Al escribir este libro, tuve el deseo de presentar el tema del poder absoluto bajo la óptica de las historias que me tocaron a mí vivir", explicó el fundador de la revista Letras Libres.

Asimismo, compartió que, tras lo que llamó "la irrupción del populismo" y la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder, se preguntó qué podía escribir, antes de encerrarse "unos meses para escribir y terminar un diálogo con Morse".

"Lo primero que hice fue escribir la teoría de Richard Morse, y, después de escribirla, escribí una carta dirigida a él en la que explico todo en lo que estoy de acuerdo", destacó.

Para Krauze, las conclusiones de Morse fueron "sorprendentes", pues aseguró que se requiere un liderazgo carismático en America Latina, mismo en el que el escritor mexicano ve reflejado "el perfil de Hugo Chávez y de López Obrador".

Sin embargo, Krauze no comparte todos los pensamientos de Morse, pues le rebate que el espacio de la democracia liberal es más amplio de lo que él creyó.

"Existe un margen de libertad y es en el que actualmente nos estamos moviendo", puntualizó el autor. Por ello, "frente a las elecciones mexicanas y frente a la crisis de liberalismo y la irrupción del hombre fuerte y los pueblos hechizados por el hombre fuerte, existen muchas formas de analizarlo".

De acuerdo con el escritor, él mismo se basa en la anatomía cultural de Richard Morse para los análisis sociales, pero prefiere no copiar sus pasos, sino "tomar distancia" para decir que existe "un margen de libertad".

Con información de Reforma.