Deporte Amateur

Cruz Parra se dice ser feliz y no se arrepiente de nada en el deporte

Para Cruz Parra Barraza su pasión es el boxeo, ayudar y trabajar diario, a sus 80 años, hasta largas jornadas de 10 a 12 horas.

Por  Octavio Inzunza Sánchez

Don Cruz Parra Barraza sueña con que Guamúchil tenga un campeón mundial.(EL DEBATE)

Don Cruz Parra Barraza sueña con que Guamúchil tenga un campeón mundial. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- En él no caben los rencores ni el arrepentimiento, sino que por el contrario, se considera un hombre agradecido y satisfecho. Cruz Parra Bojórquez tiene 80 años de edad y el motor principal que lo mueve es el trabajo y el gusto de ayudar. Siempre con la vista al frente, prefiere no recordar las malas experiencias y traiciones que muchos le han jugado. A lo largo de muchos años don Cruz ha sido un ejemplo en la promoción y apoyo al boxeo de Salvador Alvarado.

Dice que no se arrepiente, sino que al contrario, está contento de haber podido ayudar a muchos peleadores locales y jóvenes para que realizaran sus estudios. “No es por ego decirlo, pero me siento muy bien de haber podido ayudar a muchos, y es por eso que aquí sigo, mientras me tomen en cuenta los que hacen boxeo”.  

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Considera que el boxeo, como cualquier otro deporte, es complicado porque requiere de mucha dedicación y disciplina. Cree que nunca es tarde para llegar a ser un gran peleador, sobresalir y hacer buen dinero.

Con toda franqueza, que tienen todo para salir de la pobreza y no quedarse entre el montón”. 

Recuerda que en la larga lista de peleadores a los que ha ayudado más en lo moral que económico, sobresalen “El Gringo” López, “El Relámpago” Jacobo, “El Cañoncito” Ruiz, “Tito” Manzanares, Miguel González, Ramón Acosta y los “Cochul” Montiel. “Créeme que no me arrepiento, he ayudado a muchas personas para que estudien una carrera profesional, y esas mismas me han apoyado después, aunque no me gusta decirlo”. 

La buena relación de don Cruz Parra con promotores tanto de la ciudad de Los Mochis, como de Salvador Alvarado, le ha permitido seguir vigente y muy de cerca del boxeo. Recuerda que a los 16 años de edad se fue a vivir a la Unión Americana buscando trabajo, y en 1988, ya pensionado y con la doble nacionalidad, regresa a su tierra.  

Cuenta que vivió 28 años en los Estados Unidos, en donde tuvo trabajos desde intendente, hasta subgerente de algunos centros comerciales. Después de haber iniciado limpiando pisos, también presume de haber llegado a ser gerente del Hotel Holiday Inn, en Los Ángeles, California.

Leer más: Mauricio Gómez, director de Cecadep se dice triste por seguir en Semáforo Rojo en el municipio de Guasave

Quien practicara de joven el volibol y beisbol, considera que para que un peleador pueda llegar lejos debe de tener las condiciones físicas y ser responsable. 

“Quiero que la juventud se enfoque al deporte o algo que le reditúe salud y que no anden en drogas, en malos pasos como el narcotráfico”, menciona el promotor de boxeo, hijo de Agripino Parra, del Palmarito de la Sierra, y de Onésima Barraza, del Sitio, Badiraguato. 

Cruz Parra respira hondo durante la charla y asienta con cierta nostalgia que se siente una persona realizada, satisfecha y tranquila. “He tenido problemas con gente a la que he ayudado, pero también debo reconocer que hay mucha que me ha ayudado”. Sus múltiples ocupaciones de empresario en su restaurante de mariscos las atiende no ocho horas diarias, sino que su labor se extiende hasta 10 a 12 horas todos los días. 

Son 80 de edad, pero una actitud siempre de verle el lado positivo a las cosas es lo que tiene todavía lleno de vigor y entusiasmo a don Cruz Parra, quien dice que su mayor sueño es ver surgir aquí un campeón mundial. Opina que entre las figuras locales del boxeo que más ha admirado resaltan Fermín Soto, Renato Zambada, Óscar Zambada y “Zombi” Moreno.  

Los casi 30 años que duró viviendo en los Estados Unidos no le permitieron seguir los pasos de otras buenas generaciones de boxeadores locales, pero dice “regresé y me invitaron, y aquí sigo todavía apoyando al box”. Considera que todo peleador prospecto ocupa de ayuda, de entrenadores y promotores con buenas relaciones, pero sobre todo hambre de llegar lejos. 

Leer más: Maiceros golea a Macoyahui en en la sexta jornada de la categoría Segunda Fuerza

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo