Deporte Amateur

El panameño Rod Carew nació para batear

Ganó siete títulos de bateo y fue a 18 Juegos de Estrellas en una formidable trayectoria de 19 años como pelotero de primer nivel en Grandes Ligas

Por  Efren García

Rod Carew.(EL DEBATE)

Rod Carew. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Jugador con clase. La historia del panameño Rod Carew es una de las más interesantes entre el gran número de peloteros que han llegado a jugar en Grandes Ligas.

Su marcada facilidad que tenía para sacar el bat y conectar la esférica era algo increíble, algo fuera de lo normal. No era de este mundo.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

De ahí la suma de sus 3053 imparables que le sirvieron para conquistar siete títulos de bateo, cuatro de ellos en forma consecutiva en sus 19 campañas en las Mayores.

Participó en 18 Juegos de Estrellas y su única campaña que no fue incluído fue en 1985, su año del retiro, temporada en la cual conectó “únicamente” 124 hits para completar su cosecha de 3053 que lo tienen ubicado en la posición 27 de la lista histórica de Grandes Ligas que encabeza el gran Pete Rose (4256).

También te puede interesar: Al árbol del deporte alvaradense se le conoce siempre por sus frutos

Su carrera

Rodney Cline Carew, actualmente de 74 años y con residencia en Anaheim, California, nació el 1 de octubre de 1945 en la población de Gotán, Panamá y es junto con Mariano Rivera de los pocos pero muy productivos jugadores originarios de ese país que han llegado a las Grandes Ligas.

A los 14 años emigró a Estados Unidos junto con su familia y fueron los Mellizos de Minnesota quienes lo firmaron a muy corta edad.

También te puede interesar: Darán continuidad al Torneo de Basquetbol en Guamúchil

Rod Carew tuvo un electrizante debut en Grandes Ligas en la campaña de 1967 a los 21 años de edad bateando un formidable .292 con sus primeros 150 imparables, con ocho jonrones y 51 carreras impulsadas. Ganó el premio de Novato del Año y fue invitado a su primer Juego de Estrellas. Sam Mele dirigia a los Mellizos de Minnesota donde Carew jugaba la segunda base en un cuadro titular que completaban Jerry Zimmerman (c),   Harmon Killebrew (1b), Zoilo Versalles (ss), Rich Rollins (3b), Bob Allison (ji), Ted Uhlandaer (jc), y el cubano Tony Oliva (jd), que en alguna ocasión vino a defender los colores de Cañeros de Los Mochis.   

En apenas su tercera campaña en Grandes Ligas, Carew logró su primer cetro de bateo con un promedio de .332 con 152 hits en 458 turno al bat, quedando en el décimo sitio en la lucha para Jugador Más Valioso que ese año fue para su compañero Harmon Killebrew (.276, 49 y 140).

Rumbo a California

El canalero jugó 12 campañas con Minnesota, lapso en el que ganó sus siete cetros de bateo y fue en 1979, después de ser campeón de bateo un año antes, cuando los Mellizos lo cambaron a Angelinos de California por Kenny Landreaux y tres jugadores más. Los Yankees de Nueva York También lo querían en sus filas ofreciendo a cambio a Chris Chamblis, Dave Righeti y a Dámaso García.  

Ese su primer año con Angelinos bateó para .318, en una de las 15 campañas que bateo arriba del .300 y también una de las 17 ediciones que sumó 100 o más imparables.

Esa campaña el equipo dirigido por Jim Fregossi fue campeón de la División Oeste, pero fueron derrotados por los Orioles de Baltimore en la final de la Liga Americana.

Carew fue compañero del gran Nolan Ryan y el panameño jugaba la inicial en el line up titular integrado por Brian Downing ((c), Bobby Grich (2b), Bert Campaneris (ss), Carney Lansford (3b), Don Baylor (ji), Rick Miller (jc), y Dan Ford (jd).   

El final

Rod Carew jugó su última campaña en Grandes Ligas en 1985 con Angelinos de California con un promedio al bat de .280 con 124 imparables en 127 partidos.

En global tuvo una producción ofensiva de .328 con sus 3053 hits en 2469 cotejos, 92 jonrones y 1015 carreras producidas.

Fue coach de bateo de Angelinos de California y Cerveceros de Milwaukee y su famoso número 29 ha sido retirado por Mellizos de Minnesota y Angelinos de Calfornia.

En 1991 fue inducido al Salón de la Fama de Cooperstown junto con Gaylord Perry y Fergunson Jeknkins.

También te puede interesar:

Pioneros de Los Mochis confía en que se tomará la mejor decisión sobre la temporada 2020

"La Secretaría de Salud tiene la palabra”

Sí habrá beisbol de verano

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo