Deporte Amateur

La mayor alegría de Rogelio Ruelas es estar en un campo de futbol

Le tocó jugar con pelotas de cuero y descalzo, y a sus casi 59 años, el deportista angosturense sigue vigente y a buen nivel en diversas ligas.

Por  Octavio Inzunza Sánchez

César Rogelio Ruelas Obeso, futbolista de Angostura.(EL DEBATE)

César Rogelio Ruelas Obeso, futbolista de Angostura. | EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- Guerrero de mil batallas. Pretender contar la historia del deporte de Angostura no podría ser posible si no se habla de Rogelio “El Roger” Ruelas, un auténtico símbolo del futbol del municipio costero y quien ha recorrido las canchas exitosamente a lo largo de más de 50 años. Admirador del argentino Diego Armando Maradona y seguidor del América.  

¿Quién es Rogelio Ruelas?  

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Yo comencé aquí desde muy plebío, cuando estaba en la primaria. Mi papá era muy estricto y siempre me regañaba porque me gustaba de más el futbol. Siempre quise ser un buen futbolista, y no importaba jugar inclusive descalzo. A mí nadie me inculcó el gusto por el futbol. Yo fui como de rancho, vivía del otro lado del arroyo, aquí en Angostura, y de niño tuve que ayudar en labores de pastorear y cuidar animales de la familia, pero me escapaba para venirme a jugar. Recuerdo hasta de un balón de cuero de “Lalo” Montoya y era con el que jugábamos. No cualquiera tenía un balón. Empezamos con cascaritas y porterías de piedras. 

¿Cómo fue la promoción e impulso de este deporte en esa época en Angostura?  

En esa época había muy poco apoyo, los entrenadores eran los profesores de las primarias como la Josefa Ortiz de Domínguez, que era la que “rifaba”. Recuerdo que íbamos a jugar a Alhuey y a otros lugares cerca de aquí, porque no se nos permitía salir más lejos. Fue hasta la edad de secundaria, me parece, que jugué por primera vez en una Liga juvenil organizada en Guamúchil. Me iba de raite o en camión, o como pudiera. Aquí en Angostura destacaba un equipo que le decían las Chivas, y batallé para que me dieran chanza, porque era muy chaparrito. Jugué también en la Segunda Fuerza en Guamúchil para darme a conocer.

¿A partir de cuándo ya formó parte de equipos de Angostura para participar en ligas más fuertes? 

Creo que como a los 17 años, con un equipo de Block Alhuey, que ganó un campeonato. Lo recuerdo por su uniforme verde y de haber terminado invicto. En ese entonces se jugaba con tres delanteros y yo jugaba de extremo derecho.  

¿A qué otros jugadores compañeros de su época recuerda más? 

Pues creo que de los más cercanos, el profe “Loqueras” Urías, Carlos Higuera, “Pancho” Higuera, David “Paté” Quiñónez y Diego Domínguez. 

¿Qué considera es lo más importante que le ha dejado el deporte? 

Sin duda, que lo más grande son las amistades. Creo que si no hubiera jugado futbol, no tendría tantos amigos como los que tengo ahora. Muchos llegan a ser como tus hermanos.

Leer más: Ligas deportivas infantiles no van a regresar en este mes: Ricardo Verduzco

Muchas veces seleccionado en su carrera deportiva, ¿cómo ha sido esa experiencia? 

Sí, muchas selecciones con Angostura y Salvador Alvarado. Una gran cantidad de estatales en categorías de Primera y Veteranos principalmente. Gracias a Dios que hemos tenido salud y a que las lesiones nos han respetado para poder seguir adelante y jugando hasta hoy. 

¿Qué tipo de jugador se considera en el campo? 

Yo me considero un jugador alegre, que se divierte en la cancha. Es importante la constancia, y ya voy para los 59 años, pero trato siempre de estar en buenas condiciones físicas. 

¿Qué consejos le da a las nuevas generaciones? 

Ser disciplinados para poder lograr lo que se propongan. El deporte es una maravilla.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo