Deporte Amateur

Los sacrificios traen grandes recompensas: Jesús Ramón Gálvez

De niño soñaba con ser corredor de caballos, pero el basquetbol y otros buenos hábitos le cambiaron el destino.

Por  Octavio Inzunza Sánchez

El basquetbolista, Jesús Ramón Gálvez.(EL DEBATE)

El basquetbolista, Jesús Ramón Gálvez. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Encontró la fórmula del buen vivir, y hoy lo ha hecho un hábito. Jesús Ramón Gálvez López, el popular “Yeyé”, es un ejemplo de eso. Sus ocupaciones profesionales las combina a la perfección con el ejercicio, la disciplina, buena alimentación y actitud siempre triunfadora.

Gusto por el deporte, la vida, la disciplina y la amistad, ¿cómo se le hace para combinarlo bien?

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

De niño me apasionaban los caballos. Mi sueño en ese tiempo era ser corredor de caballos. A los 10 años nos venimos del rancho El Reparo, Guasave a Guamúchil y aquí mis sueños fueron cambiando. Siempre me han gustado casi todos los deportes.

De niño practicaba más el futbol y al entrar a la secundaria me empezó a gustar el baloncesto. Mi mejor amigo en secundaria, Walter Cuadras, jugaba con la selección de la prepa UAS, y a todos los juegos iba a verlos. En 1987 entro al CBTis 45 y ahí empecé a jugar baloncesto con la selección juvenil. El deporte te permite conocer muchas personas, tener muchos amigos y disciplina.

¿Qué cualidades  consideras se ocupan para ser un deportista de elite?

Considero que la disciplina es el punto más importante. Es importante tener una mentalidad fuerte, y otros factores son alimentarse lo más saludable posible, el entrenamiento diario,  el descanso y consumir nutrientes para que nos den la fuerza y la energía. 

¿Cómo se le hace para que el ejercicio se convierta en hábito y la buena dieta también?

Hacer nuevos hábitos es complicado, y si se trata de cambiar lo que comemos es más difícil. Cuando realmente queremos superarnos en la vida los sacrificios valen la pena y dan grandes recompensas.

¿Qué opinas del basquetbol de Salvador Alvarado?

Creo que hemos dado un salto muy importante al afiliarnos desde el 2003, cuando yo dirigía las ligas locales. Hemos tenido participaciones importantes en Olimpiadas estatales y circuitos semiprofesionales. Hay gente muy valiosa como Ramón Sosa, Eleazar “Chary” Castro, “Ronco” Domínguez y Gilberto Plascencia. Hoy hay muchas canchas para el basquetbol.

¿Cómo ha sido tu rol de jugador y árbitro?

El baloncesto es mi pasión. A los 17 años, en el CBTis 45, mi entrenador Alecio Angulo me empezaba a poner a arbitrar juegos intramuros y de ahí nació el gusto.

Tuve la oportunidad de arbitrar en los mejores escenarios del estado, incluyendo Olimpiadas estatales y nacionales, eventos de elite como Universiadas, Nacionales y circuitos profesionales como Cibacopa.

¿En qué te inspiras para ser una persona de bien?

Al atleta que más admiro es al tenista Rafael Nadal, y mi inspiración son mis padres, quienes siempre me inculcaron ser persona honesta y de palabra. También en mi familia, esposa, hijos y muchos amigos que, gracias a Dios, la vida me ha dado. 

¿Algún otro mensaje?

Las reglas han cambiado. Estamos viviendo una situación complicada que nadie esperaba, y hoy más que nunca debemos usar la mejor armadura contra las enfermedades, que son el ejercicio, buena alimentación, descanso y mente triunfadora.

Te puede interesar:

Logran la inmortalidad

Mario Mendoza, un guante virtuoso

Los mejores guantes de la Liga de Ahome

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo