Deporte Amateur

Luchan para que la ulama no se acabe en la Región del Évora

El joven estudiante de ingeniería civil lleva en su sangre el gusto por el juego de pelota.

Por  Octavio Inzunza Sánchez

Braulio Castro Cervantes, ulamero de antebrazo.(EL DEBATE)

Braulio Castro Cervantes, ulamero de antebrazo. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- El legado es de familia y lo representa con mucho orgullo y dignidad. Braulio Castro Cervantes es un joven de 22 años de edad, parte de la nueva generación de buenos ulameros de antebrazo en la región del Évora.

¿Cómo te inicias en este duro deporte como lo es la ulama de antebrazo?

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Es hereditario, gracias a mi papá que lo practica. Yo desde que era muy chico lo acompaño al taste de ulama. De esa manera, poco a poco le fui agarrando el gusto y de igual manera lo empecé a practicar, siempre con ayuda de mi papá, que fue quien me lo inculcó. 

Viniendo de familia apasionada y conocedora de la ulama, ¿qué representa para ti ese compromiso de seguir con el legado?

Es un compromiso muy grande, ya que soy el único de mi familia que siguió por estos pasos de practicar la ulama. Es una responsabilidad seguir con la tradición que se ha mantenido por la familia, ya que si yo dejo de practicarlo se acabaría esta cadena de ulameros que ha permanecido por mucho tiempo.

Eres parte de una nueva generación de ulameros, ¿qué crees se ocupa para ser un buen embajador en esto y qué se requiere para atraer a más niños y jóvenes para que la conozcan y practiquen?

Creo que se le debería dar más proyección, para que la gente se informe y asista a los encuentros que se realizan. A las nuevas generaciones se les debe  invitar, porque es cuando tienen más ganas de aprender cosas nuevas, y esto sería siempre con apoyo y la motivación de sus padres, que fue lo que me sucedió a mí.

Luchan para que la ulama no se acabe en la Región 2
Braulio realizando una tremenda caída en el taste. / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

¿Qué se ocupa para ser un buen jugador en este milenario deporte? 

Primero, tiene que gustarte el juego, y para ser bueno en cualquier deporte es practicar constantemente. Así, de esa manera, le va perdiendo el miedo a la pelota y se van mejorando las técnicas del golpe a la pelota y de lanzarte bien a la tierra, que en cierta manera es la esencia del juego. A eso que nosotros le llamamos “caídas”. 

¿Crees que es buena la  difusión que se le da actualmente a esta disciplina, patrimonio cultural intangible en México?

Creo que es muy poca la promoción, y poco a poco se va perdiendo el interés por el juego. Cada vez hay menos jugadores de ulama. Ocupamos más promoción, para que la gente se interese en practicarlo y así surjan jugadores y mayores competencias. 

Sería triste que un deporte como la ulama se pierda, ¿qué se ocupa para evitarlo?

Involucrar a los jóvenes, que somos los únicos que podemos seguir con este deporte. De otra manera  esto se va a ir acabando. 

¿Algún otro mensaje que quieras enviarle a la sociedad?

No queda más que invitar a la sociedad en general para que conozcan la historia del juego de pelota y se involucren y le tomen gusto.

De igual manera, pedir a las autoridades ayuden a promocionarlo, ya que este deporte poco a poco se va acabando y es lo que no queremos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo