Deporte

Ansu Fati se convierte en el jugador más joven en marcar en un Clásico

El canterano del Barcelona, Ansu Fati se convirtió este sábado en el jugador más joven en anotar un gol en el Clásico español al marcarle hoy al Real Madrid al minuto ocho

Por  Cornelio Figueroa

Ansu Fati durante el partido del Barcelona ante el Real Madrid.(AFP)

Ansu Fati durante el partido del Barcelona ante el Real Madrid. | AFP

Barcelona, España.- Ansu Fati tuvo un cara a cara con Sergio Ramos en su primer Clásico como titular y consiguió un gol que lo convierte en el jugador más joven de la historia en marcar en un Barcelona-Real Madrid con 17 años y 359 días, pero el de Camas también fue el autor de un tanto, en este caso el que puso por segunda vez a los blancos en el marcador antes de que Modric hiciera el definitivo 1-3 en el Camp Nou.

Los anteriores récords los tenían Roger García para el Barcelona y Raúl González para el Real Madrid. Los dos marcaron en el partido de máxima rivalidad con 18 años.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En el Barcelona-Real Madrid del curso pasado Ansu Fati ya se convirtió en el jugador más joven en debutar en un Clásico en el siglo XXI con 17 años y 48 días.

La primera vez que se encontraron fue en el minuto 8, cuando Ansu Fati, que jugó de '9' todo el partido, fue más rápido que Sergio Ramos y llegó antes a la pelota después de un centro de Jordi Alba desde la izquierda del ataque azulgrana. Su remate desde dentro del área con Courtois sin poder de reacción supuso el 1-1 provisional que igualó el tanto inicial de Valverde.

A partir de entonces a Ansu Fati le costó encontrar los espacios entre la defensa 'merengue' y Varane y Sergio Ramos prácticamente lo anularon durante el resto de un primer tiempo en el que imperó la igualdad.

Ansu Fati durante el Clásico del Barcelona ante Real Madrid/AFP

Ansu Fati reaccionó en el inicio de la segunda parte con un disparo demasiado cruzado en el minuto 51 ante la oposición precisamente de Sergio Ramos y tan solo dos minutos después efectuó un centro al segundo palo para que Coutinho rematara de cabeza sin ninguna oposición. Pero el brasileño envió la pelota a la parte exterior de la red.

El Clásico se empezaría a decidir con un penalti muy riguroso pitado por Martínez Munuera después de la intervención del VAR por un agarrón de Lenglet a Sergio Ramos. El mismo jugador madridista transformó la pena máxima en el 63 y a partir de ese momento los madrileños se convirtieron en claros dominadores del encuentro.

Ni Ansu Fati ni sus compañeros fueron capaces de reponerse y el Barcelona no consiguió crear oportunidades de gol claras como para pensar que la remontada era posible. El cerrojo defensivo liderado por Sergio Ramos y Varane tampoco cometió ningún error que alimentara las esperanzas azulgranas.

En el minuto 82 Ansu Fati fue uno de los tres jugadores sustituidos de golpe por Ronald Koeman (también abandonaron el terreno de juego Sergio Busquets y Pedri) para intentar una reacción con la entrada de Griezmann, Trincao y Dembélé. Pero el Barcelona ya estaba fuera del partido y Modric aprovechó un error de Neto para sentenciar los tres puntos para el Real Madrid.

Esta nota incluye información de: EFE

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo