Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Así vive un 'culichi' el Mundial en Brasil

MUNDIAL FUTBOL

Así vive un 'culichi' el Mundial en Brasil

Así vive un 'culichi' el Mundial en Brasil

Brasil. Para los mexicanos que vivimos aquí en Brasil y por cualquier motivo no conseguimos ir los partidos de la selección, la mejor opción es reunirse en algún restaurante mexicano para apoyar a México.

Hace una semana, cuando fue el juego contra Brasil, fue un día de muchas sorpresas para mi pues a pesar de estar en un país con una afición tan comprometida como lo es la brasileña, en ningún minuto me sentí inseguro por caminar por las calles con la playera verde de la selección mexicana, al contrario, fui parado en varias ocasiones para tomarme fotos y todos me deseaban "bom jogo" que en español sería como "buen juego".

Ese día, Brasil laboró hasta medio día por lo que durante la mañana tuve que ir a mi oficina, donde mis compañeros se tomaron fotos conmigo y postearon en sus redes sociales "olhe com quem preciso trabalhar hoje rsrs" en español: "miren con quien necesito trabajar hoy jeje" (pues desde la mañana salí de mi casa vistiendo la camiseta verde de la selección), algunas de las fotos fueron muy divertidas.

Siendo honesto, yo consideraba bien difícil este juego para la selección mexicana, y sólo les decía, "yo me conformo con que no nos goleen" ya que como muchos, considero a Brasil uno de los favoritos para ganar la Copa. Ese día fui a ver el partido en un restaurante mexicano de un barrio muy seguro de la ciudad ya que pensaba, "si perdemos feo, nos daremos apoyo moral entre todos" y si llegara a pasar el milagro de México ganar suponía que estaría en un lugar seguro por cualquier posible represaría del equipo contrario. Yo imagino que todo mexicano viviendo aquí en Brasil ya estaba preparado para recibir las posibles burlas de la afición brasileña por la supuesta derrota que México sufriría ante Brasil, cuando el resultado final fue el empate, el restaurante mexicano que tenía a unos 50 compatriotas se tornó fiesta y alegría, pues para nosotros fue una victoria ya que supongo todos íbamos preparados para "lo peor".

Cada ataque a la selección detenida por Ochoa fue emocionante y estresante. Yo sólo pensaba "que ya se acabe, que ya se cabe" y cuando el árbitro dio el toque final del partido oficializando el empate, todos cantamos el cielito lindo y la fiesta exploto en aquel lugar lleno de mexicanos.

Para el pueblo brasileño no fue muy bien recibido ese resultado, ya que como comento, ellos estaban muy seguros de su supuesta superioridad ante el equipo tricolor y para ellos el empate fue considerado una derrota.

Al día siguiente con la victoria de Croacia y con casi un pie en los octavos de final me pareció eterna la espera para el siguiente partido de México.

Finalmente el día de ayer llegó, esta vez decidimos ver el partido en casa, invite algunos amigos pues mi residencia está a solo dos cuadras de la Avenida Paulista, que es el icono de la ciudad, el centro financiero de Brasil y donde el pueblo se reúne para festejar o manifestarse. Fue un suplicio encontrar un canal que transmitiera el partido por la televisión ya que al mismo tiempo estaba jugando Brasil contra Camerún, al principio fue difícil escuchar los gritos, fuegos pirotécnicos y celebraciones de nuestros vecinos Brasileños a cada gol de su equipo contra Camerún, nosotros solo queríamos poder pasar a octavos de final, estábamos tan cerca y habíamos podido contra Brasil que era el favorito y una derrota contra Croacia hubiera sido devastadora pues ya estábamos con un pie casi en las octavas de final. Yo personalmente consideraba a Croacia como un digno rival para la selección y en mis predicciones iniciales antes de la selección darnos la sorpresa por su excelente participación y aficionado poco experto creía que tendríamos una victoria contra Camerún, una derrota contra Brasil y que el partido decisivo sería en contra de Croacia, más todavía pues el director técnico de Croacia se mostró muy confiado en las noticias y algunos medios de comunicación habían llamado el empate de México contra Brasil como un golpe de suerte y sólo le daban a la selección por el excelente arquero (Ochoa).

Suponiendo que éramos los únicos en mi edificio, cuadra y colonia quienes estábamos al pendiente del partido México – Croacia, pues toda la ciudad paró para ver jugar a Brasil con Camerún, en cada gol de la selección mexicana por lo menos se escucharon los gritos de unos cuantos mexicanos en medio de una ciudad que estaba pendiente de otro partido. Nosotros no teníamos fuegos artificiales en cada gol pero supongo que nuestros brincos y gritos se dejaron escuchar en por lo menos en toda la cuadra.

Cuando México llego al tercer gol ya había fiesta en mi casa y la ciudad comenzó a poner atención para que México no le quitara el primer lugar del grupo a Brasil. Al final el resultado no fue tan satisfactorio y la selección Brasileña también logro derrotar por mucha diferencia de goles a la selección de Camerún, pero personalmente me siento muy orgulloso del desempeño de la selección ya que hasta el momento, a pesar de no tener suerte con el arbitraje y de estar en el mismo grupo con el favorito a ganar logramos pasar a octavos de final sin ninguna derrota.

El partido termino casi al mismo tiempo que el partido de Brasil por lo que todo el país, incluido mi hogar estaba de fiesta y fuimos a dar una vuelta a la avenida Paulista ara celebrar y todos los brasileños se acercaban diciendo "bem feito mexicano" en español "bien hecho mexicano" y muchos me externaron su interés de una revancha en una final México – Brasil. Como inexperto en este deporte, supongo que es difícil llegar a la final pero pase lo que pase estoy muy orgulloso de ser mexicano y considero muy decorosa la participación de nuestra selección hasta el momento.

El domingo nos tocará un juego difícil, pero considero que todo mexicano debe sentirse orgulloso del papel de la elección en este mundial y no quitarse "la verde" hasta el último momento, inclusive en medio de millones de "rivales" en el país adversario.