Deporte

Atlas podría jugar a puerta cerrada por un posible veto luego de gritos homofóbicos

Pedro Portilla, presidente del Atlas informó que analizan jugar a puerta cerrada su próximo compromiso en caso de un veto al Estadio Jalisco. 

Por  Alan Caña

Ismael Nervo pide a la afición dejar de gritar contra el portero rival(Jam Media)

Ismael Nervo pide a la afición dejar de gritar contra el portero rival | Jam Media

Guadalajara.- Luego del lamentable hecho sucedido en la cancha del Estadio Jalisco el pasado sábado en el duelo entre Atlas y Puebla donde aficionados de los rojinegros gritaron en varias ocasiones el grito homofóbico que el central tuvo que detener el juego algún par de ocasiones. 

Ahora la directiva del Atlas ante la posible sanción al Estadio planean jugar a puerta cerrada su siguiente duelo en casa, aunque existe la posibilidad de que busquen otra sede preferirían jugarlo sin afición para crear conciencia en sus seguidores. 

“Estaría en la mesa el de evaluar poder jugar a puerta cerrada, cambiarse de estadio siempre genera dificultades en cuanto a la posibilidad de uso del estadio que esté disponible, luego vienen los temas de contrato con patrocinadores, normalmente no son operaciones que se resuelvan tan fácilmente, sí habría la posibilidad, si se da un castigo de ese tipo, de jugar a puerta cerrada”, declaró en entrevista para ESPN Radio Fórmula.

“Desafortunadamente fueron dos gritos, me parece por ahí, uno de ellos muy tímido, casi no se oyó, yo estaba en el estadio y sí hubo un grito fuerte. Es de más allá de cualquier consideración esto ya no es parte del debate, esto es una regla, un reglamento, yo quisiera que la afición del Atlas se conociera por respetar la ley, por respetar los reglamentos, no por violentarlos”.

El presidente informó que siguieron al pie de la letra el protocolo de la Liga MX incluso aseguran que identificaron a algunos individuos mismos que sacaron del estadio. 

“Nosotros también actuamos conforme al protocolo, en el sonido local, retiramos ahí entre tres o cuatro aficionados que se detectó de manera clara que hacían el grito y se entregaron a las autoridades, después hubo intentos de retiro de aficiones que evaluamos que podrían generar algunos conatos de violencia en ese momento, con criterio decidimos no retirarlos”.

Este hecho seria el primer caso de un veto para un estadio de la Liga MX por gritos homofóbicos, claramente se han presentado en otras plazas pero ante la prevención del sonido local esos gritos se calman, caso contrario al Atlas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo