Selecciona tu región
Deporte

Beisbol: Roberto Clemente continuó el legado de Jackie Robinson

El boricua Roberto Clemente y su familia.

1/2 El boricua Roberto Clemente y su familia.Twitter

2/2

Su gran calidad de gentes fue el inicio del origen del premio que lleva su nombre en GL 

Por Efren García

-

Durante casi 50 años, el legado de Roberto Clemente ha girado en torno al último acto de su vida. Cuando el avión que alquiló para llevarles provisiones a los damnificados de un terremoto en Nicaragua cayó al mar cerca de la costa de su tierra, Puerto Rico, en la víspera de Año Nuevo en 1972 sin dejar sobrevivientes, la reputación de Clemente como una gran figura humanitaria se convirtió en leyenda.

“Obviamente, todo el mundo sabe lo que hizo en el terreno, pero fuera del terreno, el trabajo que hizo para ayudar a la gente — no solamente en Puerto Rico, sino en otros países Latinoamericanos — era un hombre increíble”, expresó el receptor boricua de los Cardenales, Yadier Molina, acerca de Clemente. “Se puede aprender de eso”.

A Clemente, el primer jugador latinoamericano exaltado al Salón de la Fama Nacional de Béisbol, también se le recuerda como un jugador increíblemente talentoso. Durante su carrera de 18 años con los Piratas de Pittsburgh, el “Cometa de Carolina” ganó dos Series Mundiales y 12 Guantes de Oro en el bosque derecho y fue convocado a 15 Juegos de Estrellas. El Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 1966 también fue el primer jugador latinoamericano en sumar 3,000 imparables en Grandes Ligas. Sin embargo, los números no captan la emoción de ver a Clemente corriendo las bases a toda velocidad ni sus disparos despampanantes desde el bosque derecho

En el Día de Roberto Clemente, que coincide con el inicio del Mes de la Herencia Hispana en los Estados Unidos, recordamos el altruismo y las hazañas beisboleras de Clemente. Pero hay otra parte del legado del boricua que merece reconocimiento en este día: La manera en que se enfrentó a la intolerancia y al racismo durante su carrera, para que otros no tuvieran que hacerlo.

Leer más: ¡Arrasan con los boletos! Solo segundos duró la taquilla para la pelea de Canelo Álvarez vs Caleb Plant

Clemente llegó a las Grandes Ligas en 1955, ocho años después de que Jackie Robinson se convirtiera en el primer jugador afroamericano en la historia de las Ligas Americana y Nacional, y nueve años antes de la Ley de los Derechos Civiles de 1964 en EE.UU. Parece apropiado que Clemente debutara contra Robinson y los Dodgers de Brooklyn, ya que el puertorriqueño continuaría la batalla por la igualdad racial dentro del deporte

Como afrolatino, Clemente estuvo sujeto a las leyes Jim Crow, especialmente en Fort Myers en la Florida, donde los Piratas realizaban sus entrenamientos primaverales. Como los otros jugadores de la raza negra de su época, Clemente no podía hospedarse en los mismos hoteles ni cenar con sus compañeros de la raza blanca en restaurantes. La segregación era algo extraño para Clemente, quien se había criado en una sociedad mucho más integrada en Puerto Rico.

“Mi madre y mi padre nunca me enseñaron a odiar a nadie, ni a menospreciar a nadie por su raza ni su color”, dijo Clemente en un programa de televisión en octubre de 1972, en lo que se cree fue su última entrevista con medios estadounidenses. “Nunca hablábamos de eso”.

Clima en Guadalajara, Jalisco, hoy 15 de septiembre del 2021
Síguenos en