Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Con tan sólo 19 años su sueño se les esfuma en el futbol

Pese a la lesión catástrofica que le impidió seguir jugando, Dario Scuderi aún no pierde la esperanza

Dario Scuderi visita a sus compañeros del Borussia Dormund. Foto: Infobae

Dario Scuderi, uno de los mayores prospectos del Borussia Dormund, mantiene la esperanza de volver a jugar futbol, a pesar de la grave lesión que sufrió el 14 de septiembre de 2016, al enfrentarse contra el conjunto juvenil del Legia.

Apenas habían pasado 15 minutos del partido, cuando, al tratar de quitarle el balón a un jugador del equipo contrario, su pierna se trabó en el césped y se torció la rodilla. En ese momento Scuderi, quien, con sólo 18 años había entrado al umbral del éxito futbolístico, vio su sueño derrumbarse.

Su rodilla quedó prácticamente destruida. Sufrió fracturas en el ligamento anterior, en el ligamento cruzado posterior, además, la rotura del menisco.

Lesión de Dario Scuderi. Foto: Infobae

"Cuando lo recibí, me di cuenta de que era la lesión más grave que uno podría imaginar. Todo estaba dañado. Huesos, músculos, tejidos y tendones", explicó Michael Strobel, uno de los más reputados especialistas ortopédicos de Alemania, contratado por el Borussia Dortmun para supervisar las cirugías de Scuderi y estar a cargo de su evolución.

El joven futbolista fue operado 7 veces en una semana, debido a que la inflamación le había producido una obstrucción en el flujo sanguíneo y corría el riesgo de sufrir un síndrome compartimental, lo cual podría derivar en la amputación de la extremidad.

El doctor Strobel y su equipo lograron salvar la pierna de Scuderi durante esa semana. Dos días después, fue intervenido por octava vez en Munich para reparar los músculos. 

Han pasado 8 meses de su lesión y aún le espera una novena operación en agosto. Los especialistas afirman que necesitará más de un año para que su recuperación sea absoluta.

Actualmente su movilidad es muy buena; sin embargo, vive con un cabestrillo en su rodilla.

Desde el punto de vista médico, sería un éxito absoluto que Dario Scuderi jugara futbol como entretenimiento. No obstante los pronósticos desfavorables, el joven se niega a rendirse; conserva la esperanza.