Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Debut de impacto

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Francisco Ferreiro jugó los dos primeros juegos de la campaña de la Liga Japac con el equipo del PIDS antes de irse al campo de entrenamiento de los Saraperos de Saltillo, con tan buenos dividendos que no sólo logró quedarse en el equipo grande, sino que goza de una campaña de debut que le augura un gran futuro al menos en la pelota mexicana.

El muchacho de la colonia Infonavit Barrancos en 51 juegos (sin contar el de anoche) batea para un sólido .293, con 27 hits en 92 turnos, un cuadrangular (fue Grand Slam) y 13 carreras remolcadas.

"Me siento muy contento por la oportunidad que me están dando aquí en Saltillo y pues... la verdad es que así es como uno sueña las cosas: hacer el equipo, quedarte toda la temporada y hacer bien el trabajo. Tuve una muy buena pretemporada y ahora estoy demostrando aquí la razón, sin dejar de pensar en grande", dice -vía telefónica- desde Veracruz, donde los Saraperos sostienen serie.

Francisco Javier es uno más de tantos profesionales egresados de la Liga Culiacán Recursos. Luego emigró a la Juvenil Orabá (Níos) y la Japac, hasta este 2014.

El debut de Ferreiro fue el 4 de abril ante los Vaqueros Laguna. Lo hizo en calidad de corredor emergente por Emmanuel "Peque" Valdez y aunque esa misma noche tomó un turno al bat, no le fue muy bien, pues conectó una rola por el short.

Su primer hit en la liga se lo dio al norteamericano Chris Benett, el 13 de abril ante los Broncos de Reynosa. Pero hace poco, el 11 de junio, llegó su primer HR, que fue un batazo con las bases llenas sobre el derecho Héctor Galván, de los Pericos de Puebla, ahí en Saltillo.

"La verdad que hasta yo me sorprendí porque no soy jonronero. De hecho en sucursales jamás di uno. Yo sólo quería hacer buen contacto pero salió el jonrón y yo parecía niño chiquito cuando recorría las bases. Iba muy feliz", recuerda con orgullo.

Va por más. Ferreiro sabe que su camino en la pelota de paga apenas inicia, así que no se conforma con este primer buen año.

"Yo sé que tengo que ponerme más las pilas y no quitármelas. Sé que debo ambicionar más y mejores cosas en esta carrera, y claro que mi primera gran meta sería terminar esta campaña arriba de .300 de porcentaje", expresa.

Cabe destacar que este pelotero de 20 años de edad, no pertenece a nadie en la Liga Mexicana del Pacífico, pero es un hecho que por los números que ofrece con Saraperos, alguna organización lo tomará en el draft del mes.