Selecciona tu región
Deporte

El día que Julio César Chávez se metió al baño del Papa Juan Pablo II a drogarse con cocaína

Julio César Chávez vive con arrepentimientos y el haberse drogado en el baño del Vaticano es uno de ellos. 

Por Alan Caña

-

México.- En la vida de Julio César Chávez hay muchos momentos en los que el exboxeador hubiera querido no cometer, principalmente por temas de salud como el de las adicciones y es que esta situación lo llevo a los extremos, como drogarse donde pudiera y como fuera y gracias a una revelación de su hermano se supo que uno de esos lugares fue nada más y nada menos que el baño del Vaticano.

Fue aproximadamente en 1996 cuando Julio César Chávez se tomó unas vacaciones del boxeo y es que venia de una seguida de situaciones complicadas en su vida como el inicio en el mundo de las drogas luego de la pelea ante "Macho" Camacho y luego la derrota ante Frankie Randall con quien acabó su invicto de 89 peleas.

Justo en esas vacaciones el "Gran Campeón Mexicano" decidió ir a visitar al Papa Juan Pablo II, y es que tenía las ganas de conocerlo por lo que pidió que su encuentro fuera más personal y no solo en una misa, exigió que todo se hiciera para poder visitar el Vaticano. Así sucedió y horas más tarde Julio César Chávez ya paseaba por el recinto.

En esa época sus adicciones eran ya un problema, no había manera de controlarlo por lo que siempre llevaba con el alguna cantidad mínima para saciar sus ganas pero con lo que no contaba es que estando de visita tendría la necesidad de hacerlo y con ayuda de su hermano es que llegó hasta al baño.

Leer más: Champions League: PSG y Manchester City los millonarios de Europa van una vez más por la orejona

Rodolfo "Borrego" Chávez uno de los hermanos de Julio quien lamentablemente hace un par de años fue asesinado en Culiacán, fue quien reveló la historia en un libro de nombre "Julio César Chávez: La verdadera historia" (Pag: 158) ahí relató para Javier Cubedo el escritor del libro cada una de las acciones de Julio aquella ocasión.

Según el relato, el Papa Juan Pablo II le agradeció su visita y le reconoció ser su fan por las grandes peleas que daba, incluso lo colocó como un representante de suma importancia para el deporte mexicano, que sí lo era pero que en ese tiempo ya con sus temas de salud comenzó a vivir problemas. Su hermano relató que le pidió al Papa poder visitar su recamara para ver dónde dormía y cómo era ese lugar ya que había quedado impresionado con lo que había visto hasta ese momento.

Julio se dio un tiempo luego de la derrota ante Frankie Randall | Foto: Instagram Julio César Chávez

Con el paso del tiempo Julio sintió la necesidad de drogarse y sacó un poco de cocaína que lleva en un pequeño papel, Julio ingresó al bañó con el permio del Papa y dijo "Discúlpame Diosito", momento en el que inhaló todo el polvo que había llevado, luego de eso se lavó las manos y el área y fingió el uso del baño para que no sospecharán. 

Luego de eso regresó con el Papa y sus acompañantes para continuar con el recorrido, de esa manera Julio César Chávez de alguna manera perpetuó el lugar con un pecado que a la fecha le ha sido imborrable pero del que habla poco, pero que gracias a su hermano se pudo conocer. 

Apenas el pasado domingo 12 de septiembre se cumplieron 29 años desde la primera vez que Julio César Chávez consumió droga, fue el 12 de septiembre de 1992 cuando derrotó a "Macho" Camacho que se inició en el mundo que casi le quita la vida muchas veces. Hoy el exboxeador se dice feliz de cumplir tambien 12 años de estar limpio un logro que tambien es digno de reconocer. 

La Charrería, tradicional deporte que México aporta al mundo
Síguenos en