Deporte

El jugador que con solo ver entrenar a Lionel Messi, pensó en retirarse

El delantero Kevin Prince Boateng recordó su paso en el Barcelona y le impresionó observar la forma tan intensa que se prepara el astro argentino previo a los partidos 

Por  Horacio Beltrán

Lionel Messi, sorprende con su manera de entrenar.

Lionel Messi, sorprende con su manera de entrenar.

El jugador ghanés Kevin Prince Boateng nuevamente  dio de qué hablar. Durante una entrevista a DAZN, el delantero recordó la media  temporada que tuvo con el FC Barcelona y donde dijo haberse impresionado por la forma de entrenar por parte del astro argentino Lionel Messi.

Boateng milita actualmente en el Monza, equipo italiano que compite en la Serie B, donde está luchando por  conseguir el ascenso a la Primera División.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El ghanés llegó al Barcelona en el mercado de invierno de la temporada 2018-19 para reforzar la delantera azulgrana. Boateng solo jugó 4 partidos con la elástica del Barça y no metió ningún gol, pero hubo algo que marcó su carrera.

"Entrenar con Messi me dejó sin palabras. Siempre había dicho que Cristiano Ronaldo era el más fuerte del mundo, pero Messi es otra cosa, no es normal. Entrenaba con él y, por primera vez en mi carrera, me sentía escaso. Hacía cosas increíbles. Pensé: 'Me rindo, dejo de jugar'", externó.

La carrera de Boateng ha estado también marcada por las estridencias fuera del campo. El delantero, con un grandísimo talento para la práctica del fútbol, acepta que "cambiaría esa parte de mi pasado. Muchas veces me he confiado solo a mi talento y, con el talento que tengo, sin ser arrogante, podría haber hecho mucho más. Incluso si todavía tuviera una buena carrera".

Al recordar sobre su pasado, el ghanés se refiere su etapa en el Tottenham de la Premier League, donde jugó tres campañas, pero no tuvo oportunidades. Su motivación estaba fuera del campo, al grado que  en un día se compró 3 coches de lujo.

 "Detrás había mucho dolor. Estaba tratando de comprar la felicidad. No estaba contento, no jugaba, no estaba bien y buscaba otra cosa", reconoció Boateng.

La charla del delantero con DAZN ha servido también para erviar  un mensaje contra el racismo, que lamentablemente sigue presente en nuestra sociedad. Asimismo, en Italia se han dado varios casos en los últimos tiempos. "En 2013 dije: 'Espero que los niños en unos años no sepan lo que significa racismo'. Pero lamentablemente hoy oímos más sobre ello que ayer", externó.

Actualmente, a sus 33 años de edad, Boateng es otro jugador y está concienciado sobre su papel en el vestuario del Monza. 

"En Monza respeto a mis compañeros y ellos me respetan. Aporto experiencia y eso les ayuda a crecer. Tener campeones en el vestuario me ayudó también cuando era niño", asegura. Además, el delantero tiene un objetivo entre ceja y ceja: ascender a la Serie A. "Si eso sucede, inventaré un nuevo baile para celebrarlo", afirmó.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo