Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El reto de sus vidas

LOS MOCHIS

Los Mochis.- A sudar la gota gorda.

Los destacados triatlonistas mochitenses Armando Soto Rodríguez y Alejandro Quiroz Viveros no parece bastarles el gran reto que les representó el medio Iron Man, en el que compitieron a mediados del año pasado en Querétaro, y esta vez van por una prueba que sólo pocos se atreven a enfrentar: el Iron Man.

Por ello se están preparando a tope desde hace cinco meses para poder completar el inigualable trayecto que presenta esta prueba, que para muchos resulta mortal, y de paso está catalogada como la más exigente de cualquier deporte en todo el mundo.

Será el 30 de marzo cuando acudan a Los Cabos, Baja California Sur, a nadar 3.8 kilómetros en las aguas del Mar de Cortés. Al salir los espera un gran recorrido en bicicleta, que comprende 180 kilómetros de pedaleo intenso para posteriormente terminar la prueba con broche de oro: correr el maratón completo con una distancia de 42.2 kilómetros.

Cabe señalar que este compromiso no cualquiera lo adopta, ya que de terminar esta prueba no todo es color de rosa, pues incluso la mayoría va a parar al hospital por agotamiento extremo, lo que hace del Iron Man la prueba más difícil en todo el mundo.

Listos. Eso lo saben bien ambos mochitenses, ya que tienen bastante tiempo preparándose a tope en territorio ahomense, donde se emplean a fondo durante cinco días a la semana para sólo descansar dos de ellos.

Todos los martes pedalean durante dos horas de Los Mochis a El Maviri, los miércoles corren una hora y media a espaldas del hotel Colinas, el jueves regresan a las dos horas de bicicleta, el sábado nadan 4.5 kilómetros en las playas de El Maviri, mientras que el domingo es un día especial.

A muy temprana hora se turnan cada domingo para realizar preparación de fondo en cada disciplina alternando las rutas, un domingo nadan 5 kilómetros, al siguiente corren dos horas sin parar y una semana después recorren dos veces de ida y vuelta la carretera San Blas-El Fuerte.

Así, ambos deportistas ya se dijeron listos para encarar este Iron Man, no sin antes agradecer a todos los patrocinadores que les hicieron posible acudir a este gran reto.