Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

"Estaba ansioso por hacer todo bien"

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Dicen que en el beisbol no existe mejor emoción y motivación que en el debut de un pelotero.

Eso vivió Oswaldo José Ignacio Marrujo el sábado anterior al tener su carta de presentación en la Liga Mexicana de Beisbol de Verano con los Rojos del Águila de Veracruz.

El pítcher mazatleco nacido el 21 de septiembre de 1992 habló ayer sobre su debut en la pelota profesional de este país, el cual se dio en el parque Nelson Barrera de Campeche contra Piratas.

Angustia. "Me sentí bien; un poco ansioso por hacer las cosas bien, sentí un poco de nervios pero más que eso ansiedad", fueron sus primeras palabras por vía telefónica desde el puerto de Veracruz antes del duelo contra Vaqueros Laguna.

El villano de la película para Marrujo fue el primer bateador que enfrentó: Brian Barden, quien le dio su bautismo de fuego en la pelota de paga nacional con cuadrangular.

"Me puse abajo en la cuenta (3-1). Tenía que entrar y aprovechó ahí, me conectó una recta que se quedó al medio pero la intenté lanzar afuera y le dio."

Sin embargo, luego Marrujo metió el brazo y demostró el por qué fue prospecto de Piratas de Pittsburgh.

"Luego dominé a Fernando Flores, quien me hizo buen contacto y fue cuando empecé ya a utilizar los pitcheos del cambio y la curva y ya se me hizo más fácil para salir."

Lo felicita. Cuando acabó su labor, Ignacio fue felicitado por su mánager dominicano, José Offerman.

"Me dio las gracias y me dijo: 'Buen trabajo para ser tu primera vez'."

Marrujo también recibió consejos de su cátcher veracruzano Humberto Sosa.

"Después de los batazos de Barden y Flores, él me dijo que no me pusiera abajo de los bateadores (de la cuenta), que arriba en el conteo voy a poder utilizar mis pitcheos y que iba a ser más fácil sacar los outs.

Como el Ave Fénix. Marrujo, que no lanzó una sola pelota en la segunda mitad del año 2012 y durante todo el 2013, afirma que está de vuelta en el rey de los deportes.

Fue operado el 15 de marzo de 2013 del codo de lanzar.

"Ya me siento al 100 por ciento. Gracias a Dios pude regresar. Batallé para agarrar el ritmo de tirar todos los días y quiero seguir así, quiero mantenerme consistente."

Ignacio, quien alcanza 88 millas con su recta, tuvo la fortuna de lanzar en pretemporada ante Astros de Houston en el Minute Maid Park.

"Enfrenté a Japhet Amador y me pegó hit. Ahí estaban también Leo Heras y José Altuve, pero a ellos no les lancé."