Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Gallardo pondrá el sello azteca

MLB

Maryvale. El lanzador mexicano Yovani Gallardo hará lo que ningún lanzador en la historia de los Cerveceros, cuando el próximo lunes abra el juego inaugural de la campaña 2014 de las Grandes Ligas.

El mexicano lanzará su quinto día inaugural y dejará atrás la cadena de Ben Sheets, quien fue el pítcher que abrió la temporada para Milwaukee entre 2002 y el 2005 ininterrumpidamente.

Además se colocará a un inicio en este tipo de encuentros de la marca total para un lanzador de la organización, que todavía está en poder de Sheets, con seis.

Con orgullo. Gallardo asume el compromiso con profunda responsabilidad y orgullo. "Eso es un gran honor, no es algo que hubiera pensado. Pero es un honor muy grande tener la oportunidad de hacer algo así. Creo que esto muestra la confianza que el equipo tiene en mí."

En las cuatro presentaciones que ha tenido en juegos inaugurales, el mexicano no ha tenido suerte, al registrar dos derrotas, sin victorias y una efectividad de 5.94, al aceptar 14 carreras en 21 entradas y dos tercios, en las que ha ponchado a 15.

Este año le tocará medirse a los Bravos de Atlanta y frente a ellos espera revertir la fortuna con la que ha corrido en los días inaugurales que ha iniciado. Para hacer eso confía en tomar este juego como uno más y controlar toda la emoción y tensión que se vive en estos duelos.

"Lo más importante es tratarlo como un juego normal de la temporada y eso es lo más difícil, porque todos estamos muy emocionados y la adrenalina que tenemos, cuando salimos ahí, nos hace tratar de dar un poco más de lo necesario", dijo Gallardo a ESPNdeportes.com.

Tener una buena presentación en esta oportunidad es la principal aspiraciones del mexicano, no solo para mejorar su registro en este tipo de encuentros, sino para iniciar de buena forma su actuación en la temporada, luego de tener su peor campaña en el 2014.

"Esa es la manera de tratar de comenzar la temporada en una buena nota, porque es el juego número uno, en el que quieras sacar una victoria."

Para el olvido. En el 2013, el lanzador derecho tuvo problemas para repetir consistentemente su mecánica, lo que causó la pérdida del control de sus envíos, especialmente de su principal arma, la curva.

Ante esos inconvenientes, Gallardo se hizo presa fácil para los bateadores, quienes le conectaron para .261 –el promedio más alto que ha aceptado en su carrera–, además dejó una efectividad de 4.18, la peor en sus siete años en Grandes Ligas.