La

La "Naranja Mecánica" dejó de funcionar y se quedó fuera de la Copa del Mundo Rusia 2018

Deporte

Holanda, una de las decepciones futbolísticas del 2017

La selección holandesa se quedó en el camino para ir a la Copa del Mundo Rusia 2018
Avatar del

Por: El Debate

La

La "Naranja Mecánica" dejó de funcionar y se quedó fuera de la Copa del Mundo Rusia 2018

Ciudad de México.- El mundo del futbol fue testigo de grandes momentos en las canchas este año: Alemania confirmó sus aspiraciones al bicampeonato mundial con su título de la Copa Confederaciones, el Madrid de Zinedine Zidane se coronó como un cuadro histórico en España, Brasil retomó la esperanza en un futbol colmado de alegría, y en México los cuadros regios demostraron las virtudes de su sólido modelo deportivo. 

Sin embargo, durante este año también fueron evidenciados los grandes fiascos de quienes se esperaba protagonismo, pero que terminaron por manifestar inconsistencia y flaqueza. Holanda fue una de las grandes decepciones del futbol al ser uno de los equipos que se perderán Mundial de Rusia 2018, gracias a su incapacidad para conseguir buenos resultados en la eliminatoria europea, luego del fallido cambio generacional del cuadro nacional.

La noche del 11 de julio de 2010 en Johannesburgo, futbolistas neerlandeses de élite como el incisivo Arjen Robben, el polivalente Wesley Sneider, el explosivo Robin Van Persie, el férreo Mark van Bommel, y el capitán Gio van Bronckhorst, jugaban la final del Mundial de Sudáfrica contra una espectacular España. Aunque fueron derrotados en aquella ocasión gracias a una anotación tardía de Andrés Iniesta, el futuro para los holandeses parecía promisorio. 

En el Mundial de 2014 llegó otro gran momento: golearon a la selección de España en fase de grupos, clasificaron como primeros, y alcanzaron el tercer lugar del torneo al vencer a la escuadra brasileña, que jugaba como local. Sin embargo, aquella alineación ya no presentaba nombres tan rutilantes como en la edición anterior; las figuras se apagaban poco a poco. Los jugadores que estuvieron a un partido de inmortalizarse en la historia del futbol, en Sudáfrica, ya habían envejecido, y las nuevas generaciones demostrarían a la postre que no estaban a la altura de lo conseguido previamente. 


En aquel clasificatorio rumbo a Brasil 2014, la selección neerlandesa terminó con el mejor registro de la zona europea en eliminatorias, con 28 puntos conseguidos y una diferencia de goles de +29. Ello le significó ser la primera selección del Viejo Continente, junto a Italia (que curiosamente tampoco clasificó para Rusia 2018), en garantizar su presencia en el Mundial. Sin embargo, el camino rumbo al mundial ruso fue muy distinto. 

Ubicada en el Grupo A, Países bajos compartía eliminatoria con Francia, Suecia, Bulgaria, Luxemburgo y Bielorrusia, lo cual se presentaba como una disputa frente a los galos y suecos por la clasificación. La eliminatoria inició de buena forma para el Team Oranje, pero apenas en el quinto partido comenzaron las malas noticias. Con el precedente de quedar fuera de la Eurocopa en 2016, los dolorosos presagios se confirmaron: la derrota en su visita a Bulgaria y la goleada que sufrieron a manos de Francia fueron trascendentales para su eliminación, que por diferencia de goles dio el pase a Suecia. 

Francia avanzó directo con 23 unidades; Suecia eliminó a Italia en la repesca y Holanda volvió a ausentarse de un gran torneo a nivel de selección, tras quedar con una diferencia de +9 frente a los +17 suecos. 

"Todavía tenemos algunos jugadores experimentados en la formación, así que me he apoyado en ellos en algunos aspectos. Ellos conocen este deporte, conocen a los jugadores y eso ayuda mucho", decía en entrevista para el portal de la FIFA Dick Advocaat, técnico Los Tulipanes cuando llegó al equipo para intentar conseguir la clasificación a mitad de la eliminatoria. 

Pero aquellos jugadores experimentados ya no fueron suficientes. Robben, con su gafete de capitán, fue el único que permanecía en el combinado y futbolistas como Nathan Ake, Daley Blind, Ryan Babel, Tonny Vilhena, Vincent Janssen y Georginio Wijnaldum no superaron el reto europeo, y terminaron por demostrar que el futbol holandés (incluida la Liga Eredivise y sus pobres resultados en competencias de la UEFA) debe reinventarse a profundidad para volver a ser protagonista del balompié.

En esta nota: