Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Indignación en Uruguay tras suspensión de Súarez

MUNDIAL

MONTEVIDEO, Uruguay (AP) -- Con una mezcla de indignación hacia la FIFA y algunos reproches a Luis Suárez por haber perdido otra vez los estribos en la cancha, los uruguayos reaccionaron el jueves a la suspensión que dejó a su ídolo fuera de la Copa Mundial.

Suárez, el baluarte indiscutido de la selección, fue suspendido por nueve partidos para jugar con la "Celeste", además de cuatro meses de cualquier actividad futbolística, como consecuencia de haber mordido en el hombro al italiano Giorgio Chiellini.

En Uruguay, la sanción cayó como un mazazo, según las reacciones de ministros del gobierno, prensa y gente en la calle.

Diego Suárez, el hermano menor del atacante y que juega con el club local Miramar Misiones, dijo a The Associated Press sentirse "muy triste" por una sanción que considera "increíble".

"Lo atacan porque vende", afirmó Diego Suárez. "Lo atacan porque le gusta ser como es y no soportan todo lo que le puede dar un país".

Desde el gobierno, la ministra de Turismo y Deporte, Liliám Kechichián, indicó que "nos duele la desmedida sanción",

"Ahora ver cómo ayudamos al ser humano y cómo este grupo saca lo mejor de su clase y de su amor a la `Celeste'", dijo la ministra Liliám Kechichián.

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Wilmar Valdez, anunció que el organismo apelará la suspensión, aunque la FIFA enfatizó que el castigo seguirá en pie mientras se cumple ese proceso.

"Los errores en la vida se pagan, esa es la realidad. Luis ya los ha pagado", expresó Valdez.

En la calle, las reacciones fueron viscerales.

Juan José Monzillo, un exfutbolista de 48 años que hoy atiende un puesto de venta de frutas y verduras, dijo que el castigo fue injustamente severo.

"Que haya existido sanción está bien, porque lo que hizo Suárez fue antideportivo. Fue muy estúpido", dijo Monzillo, con los auriculares puestos mientras escucha las noticias sobre el caso. "Pero la sanción es muy exagerada, no tiene nada que ver con lo que pasó".

Y Monzillo de inmediato despachó el sentir generalizado en el país, de que Uruguay es la víctima.

"Es evidente que influyeron cosas extra deportivas, claramente quisieron sacar del Mundial a Suárez. Uruguay es un país chico, eliminó a dos grandes como Italia e Inglaterra y a la FIFA no le sirve que siga en el Mundial. Estoy triste por Suárez, pero no por la selección, a la que con Suárez o sin Suárez, le tengo una fe bárbara".

Claudio Paolillo, director del semanario Búsqueda y presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), indicó que "Suárez es inmaduro y autodestructivo".

Pero también criticó al organismo regente del fútbol mundial: "Pero, ¿la FIFA hablando de `mordidas'? ¡Es un enorme cartel de delincuentes, coimeros y mafiosos!".

La FIFA informó que el castigo de Suárez comienza de inmediato, y se perderá el partido del sábado entre Uruguay y Colombia por los octavos de final del Mundial.

Lo ocurrido el martes en el partido contra Italia es el tercer episodio en el que Suárez muerde a un rival en un partido, ya que protagonizó situaciones similares con Ajax y Liverpool.

La FIFA también le impuso una multa de 100.000 francos suizos (112.000 dólares). El ariete tiene prohibido entrar a cualquier estadio de la Copa del Mundo, o incluso entrenarse con Liverpool hasta fines de octubre.