Deporte

Los Lakers desdibujan 127-107 a los Knicks

Los Ángeles Lakers, con seis hombres en dobles dígitos, desdibujaron a los New York Knicks y se apuntaron la victoria, la quinta seguida en casa, por 127-107

Por  El Debate

Los Lakers desdibujan 127-107 a los Knicks/AFP

Los Lakers desdibujan 127-107 a los Knicks/AFP

Los Ángeles, EE.UU.- Los Angeles Lakers, con seis hombres en dobles dígitos, desdibujaron a los New York Knicks y se apuntaron la victoria, la quinta seguida en casa, por 127-107 gracias al trabajo de la pareja formada por Jordan Clarkson y Julius Randle.

Clarkson terminó con 29 puntos y 10 asistencias, mientras Julius Randle aportó 27 tantos, 12 rebotes y 5 asistencias. Por los Knicks, Kristaps Porzingis firmó 17 puntos y el español Willy Hernagómez sumó 2 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias en 8 minutos.

Los Lakers ganaron sin el base novato Lonzo Ball, que se perdió su cuarto partido seguido a causa de una lesión de rodilla.

Acciones del partido de Lakers contra los Knicks/AFP

Entre Randle y Brook Lopez anotaron los primeros 19 puntos de su equipo en un primer cuarto vistoso e igualado, marcado por el poderío en ataque de Porzingis, Enes Kanter y Courtney Lee y el acierto desde el tiro libre de los angelinos (5/5), especialmente tras haber batido el récord negativo de acierto (2/14, un 14,3 por ciento) en el choque anterior, frente a Indiana.

Un triple de Kyle Kuzma dio la primera ventaja serie del duelo a los californianos (43-34), que se gustaban a sí mismos con un "alley-oop" de Alex Caruso a Larry Nance Jr. mientras las filas visitantes se rearmaban con Michael Beasley y Frank Ntilikina (49-46), hasta que la cuarta personal del alero en ocho minutos sobre la pista desactivó la reacción de los de la Gran Manzana.

Acciones del partido de Lakers contra los Knicks/AFP

Los locales mantuvieron el colchón durante buena parte del segundo cuarto (55-46), pero los Knicks volvieron apretar con la entrada en pista de Hernangómez poco antes del descanso y se pusieron por delante con siete puntos seguidos de Tim Hardaway Jr. y dos triples de Lee y Porzingis (71-76).

A Luke Walton no le gustó un pelo la actitud de los suyos y mandó al banquillo a todos sus titulares en pleno festival de Porzingis (78-84). La decisión surtió efecto y los Lakers recobraron el espíritu competitivo con un inesperado líder como Caruso, decisivo a la hora de llegar al último cuarto con 97-89.

Jugadores de los Lakers celebrando una de las anotaciones/AFP

La atención en defensa y la paciencia buscando el pase extra obraban maravillas para los Lakers (110-99), que no encontraron mayores dificultades para anotarse la victoria en una recta final sólida y repleta de madurez.

Con información de EFE