Selecciona tu región
Deporte

Los oficios de Julio César Chávez antes de que ganara millones de dólares gracias al box

El gran campeón mexicano, Julio César Chávez supo lo que era sufrir para poder comer pero gracias a su dedicación al boxeo puso dejar eso atrás.

Por Alan Caña

-

México.- La magnifica historia de Julio César Chávez en el boxeo es más que conocida, sus triunfos, logros y récords que después de tantos años siguen impresionando a sus admiradores. Pero en la vida de la "Leyenda del boxeo" no todo fue diversión y tener todo a manos llenas, pues en su niñez vivió muchas carencias.

En más de una ocasión Julio César Chávez ha contado que su niñez y parte de su adolescencia fueron algo complicadas pues era de una familia humilde que apenas tenían para comer por lo que pensar en grandes cosas en su casa era algo imposible. Aunque nunca dejó de insistir para encontrar la solución a su condición y fue trabajar de lo que fuera para tener algo en su mesa.

Recientemente en su visita a Guadalajara para su última pelea de exhibición ante "Macho" Camacho Jr habló de esa faceta de su vida. Su crecimiento en una familia abundante en donde eran 11 hermanos más sus padres. A quienes describió como buenas personas pero sin fortuna, especialmente para con su padre que era un verdadero luchador al salir todos los días a trabajar pero su alcoholismo fue su maldición.

Leer más: Julio César Chávez ¿visto una vez más con narcotraficantes? (Foto)

"Había muchas carencias, éramos muchos hermanos, fuimos 11 hermanos. Además tuve un padre muy trabajador, pero era alcohólico, entonces yo dije: Nunca voy a ser igual que mi padre, pero fue peor", comentó el césar del boxeo haciendo referencia sus adiciones que casi le quitan la vida. 

Ahí fue cuando reveló que de niño buscando la manera de tener algo que comer, se iba por las calles pidiendo algunas oportunidades para trabajar, teniendo oficios de todos y algunos que recordó fue de lavar carros, vendía periódicos y muchas cosas más que no requerían un contrato o algo formal, pues lo que él quería era solo llevar para comer.

"Yo siempre desde chiquillo lavaba carros, vendía periódicos, incluso acompañó a su madre a diferentes casas a lavar ropa ajena,  siempre llevando algo para la casa y entonces yo siempre le prometí a mi madre que le iba a poner su casa, que la iba a sacar de lavar y planchar ajeno. Estaba muy chiquillo, le abrazaba las piernas a mi mamá y le decía: ¡Ama! Cuando sea campeón del mundo te voy a sacar de lavar y planchar ajeno y te voy a comprar una casa", dijo para A nivel de cancha. 

Leer más: Quién fue el famoso boxeador y esposo de la segunda mujer de Julio César Chávez

Fue ahí algunos meses más tarde cuando oficialmente se adentró en el boxeo, gracias a algunas enseñanzas de sus hermanos mayores, su encuentro con deporte de los puños de inmediato le dio mucho y él siguió sabiendo que era sería la fórmula para cumplir la promesa que le había hecho a su madre de regalarle una casa, misma que con los años llegó.

Julio César Chávez fue de loa máximos representantes del boxeo mexicano en el mundo, su récord de 90 peleas invicto lo puso dentro del radar de las mejores funciones. Fue y sigue siendo un icono dentro de la industria del boxeo. Hasta el día de hoy nadie ha podido igualar o siguiera acercarse pues sus formas no las podrán igualar. 

¿Sabías de los sacrificios que tuvo que hacer Julio César Chávez en su niñez?

Si, claro 0%
No 0%
Se desborda Río Santa Bárbara de Uruapan e inunda casas
Síguenos en