Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Los tres pendientes de Brasil

FUTBOL

Río de Janeiro, Brasil.- (El Universal) A dos meses del silbatazo inicial en la Copa del Mundo 2014, Brasil todavía acusa tres grandes asignaturas sin cumplir: seguridad, transporte y acondicionamiento de los estadios.

La inseguridad sigue fuera de control. Al menos siete personas resultaron heridas en enfrentamientos entre policías y habitantes de una favela ubicada a menos de seis kilómetros del estadio Maracaná.

Una residente del precario barrio llegó a denunciar que tres niños habían muerto durante la operación, pero la información fue desmentida por el portavoz de la policía militarizada, el teniente coronel Claudio Costa: "No tenemos esta información. No la confirmamos".

Según el oficial, cinco agentes resultaron heridos y dos niños recibieron atención médica por haber inhalado humo de los incendios provocados por grupos de habitantes de la favela, que "nació" hace menos de dos semanas, cuando unas seis mil familias ocuparon un terreno baldío, perteneciente a la compañía telefónica Oi.

Hace una semana, la justicia ordenó el retiro de los habitantes y la devolución del terreno a sus propietarios. El dictamen fue cumplido ayer, pero la operación fue criticada por juristas y residentes del barrio, quienes acusaron a la policía de exceso de violencia, al atacar la comunidad con bombas de gas lacrimógeno y balas de goma.

Los ocupantes del terreno, a su vez, lanzaron cócteles molotov contra los agentes e incendiaron un automóvil de la policía, cuatro autobuses y dos camiones, según informó el Cuerpo de Bomberos.

Reanudan obras en estadio inaugural. Las obras de construcción del estadio que albergará el partido inaugural del Mundial volvieron a estar a toda máquina, después de que funcionarios permitieron a los trabajadores regresar a una zona que estaba cerrada por motivos de seguridad.

Funcionarios del Ministerio del Trabajo inspeccionaron el estadio Itaquerao y determinaron que es seguro para que los obreros vuelvan a instalar los asientos temporales necesarios para el encuentro del 12 de junio entre Brasil y Croacia.

La instalación fue suspendida el 31 de marzo después de la muerte de un obrero. Una sección de la obra fue reanudada el lunes, pero las autoridades dijeron que eran necesarias otras medidas de seguridad.

Los funcionarios dijeron estar satisfechos con las redes de seguridad instaladas por la compañía a cargo de las estructuras temporales.

El Itaquerao ya estaba retrasado, pero los organizadores locales afirman que esto no evitará que la obra sea entregada a mediados de mayo, pocas semanas antes del comienzo de la Copa del Mundo.