Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Me agrada el cambio a los Tomateros de Culiacán

CULIACAN

Culiacán, Sin.- Después de jugar sus primeras cinco campañas con los Algodoneros, Issmael Salas está por vestir su tercera franela en los últimos cuatro torneos en la LMP, en una situación que arroja naturales dudas sobre el por qué no habría hecho "huesos viejos" en sus anteriores clubes, pero él tiene su propia filosofía.

"Creo que ha tenido que ver que desde que inicié mi carrera nunca me conformé a jugar solamente mi posición (segunda base), quise adentrarme en otras como primera, tercera, outfielder con tal de que se me abrieran más posibilidades de estar en el orden al bat. La gente fue catalogándome como un utility, eso me ha abierto más puertas y más opciones de trabajo. Yo así veo las cosas. Quizá si cuando estaba en Guasave me hubiese aferrado a defender sólo la intermedia ahí seguiría suspirando por más oportunidad porque entonces estaban Oswaldo Morejón y/o Manny Rodríguez", dijo el tijuanense vía telefónica.

Salas fue obtenido por los Tomateros hace cosa de un mes, en un cambio que llevó a los Venados de Mazatlán al lanzador Francisco Félix.

En las últimas tres campaña, Issmael ha disputado 189 encuentros con 187 imparables, de los cuales 33 han sido dobletes, un triple y 27 cuadrangulares. En total lleva 101 carreras impulsadas y 100 anotadas.

Guinda. Sobre la transacción que lo tiene ahora en el inventario tomatero dijo:

"Pues...bendito Dios tengo trabajo. Y claro que estoy emocionado de llegar a uno de los clubes más importantes de México, en un estadio y ante una afición que me gusta mucho jugar", aseguró.

El pelotero admitió que la noticia del movimiento que lo mudaba de Mazatlán a Culiacán lo tomó con la guardia abajo, porque no tenía ni temporada y media con los Venados.

"Pero cuando supe que iba a Culiacán pues me agradó. Ahora ya estoy a las órdenes de la organización y de Benjamín Gil (mánager) que es de mi tierra, así que estoy feliz esperando mantenerme saludable para llegar allá y dar lo mejor de mí. Tengo el gusto de conocerlo, de jugar contra él y por eso se que no le gusta perder ni a las canicas, entonces, creo que esa filosofía suya puede ser para bien de los Tomateros", añadió.

Sobre su estadía breve con los Venados, Salas dijo que será la gente la que juzgue su actuación, pero confesó que tenía metas más altas que aportar en cuanto a números.

"Yo considero que mi trabajo en Venados fue entre regular y bueno, porque como equipo no llegamos al lugar que queríamos que eso es lo más importante, pero lo que uno controla es lo que uno hace y creo que estuve bien", comentó.