Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"Me hubiera gustado jugar en Grandes Ligas"

HERMOSILLO

Los Mochis.- Fue en el año de 2001 cuando el infielder veracruzano Héber Gómez fue firmado por la organización Rojos de Cincinnati cuando estos se vieron impresionados por su gran calidad defensiva y ofensiva y rápidamente lo enviaron a foguearse a sus sucursales de clase A y doble A, pero una lesión lo dejó fuera de circulación por un buen tiempo y después de eso perdió su interés por el beisbol de Estados Unidos y decidió regresar a México a completar una buena carrera.

Nacido en El Carrizal, Veracruz, el 3 de noviembre de 1977, Héber Gómez ha sido de los primeros campocortos que combinan un excelente guante con una ofensiva que hace ganar muchos partidos a sus equipos y con ello ha podido superar cualquier tipo de adversidades para convertirse en uno de los infielders más completos en el beisbol profesional mexicano.

"No ha sido nada fácil, esta profesión es muy celosa y exigente y siempre tienes que estar trabajando y preparándote en todos los aspectos para poder cumplir con el trabajo, no puedes cruzarte de brazos y dejar pasar el tiempo, la clave de los triunfos sin duda que es el trabajo a diario", comenta el veracruzano que fue firmado por los Olmecas de Tabasco en 1993 a los 15 años de edad.

¿Cómo calificas tu primer año con los Naranjeros de Hermosillo?

Muy bueno, lleno de satisfacciones porque esta organización es de las mejores de México, es una directiva que trata muy bien al pelotero y siempre está preocupada por armar muy buenos equipos. Aquí me he sentido muy bien porque me he encontrado a muchos amigos y gente nueva que nos ha tratado bien y hay que corresponder. Matías Carrillo es un tremendo mánager y los coaches Cornelio García, Alonso Téllez, Armando Sánchez, Maximino León, Bronswell Patrick también, siempre atentos a lo que ocupes.

¿Cómo viste tu salida de Venados de Mazatlán?

Me cayó de sorpresa porque no me lo esperaba, pero esto es así y tú siempre tienes que estar preparado para lo que venga. Fueron años muy buenos y muy bonitos allá en Mazatlán y claro que extraño aquella afición y a todos los amigos que dejamos por allá. Ahora hay que concentrarnos en lo nuevo y vamos para adelante.

¿Qué sientes al no haber podido hacer una carrera en Estados Unidos cuando tenías todas las facultades para hacerlo?

Pues eso ya fue hace mucho tiempo cuando yo estaba muy joven y no tenía la experiencia de ahora. Dios sabe el porqué me trajo de regreso a México y yo nada más he tratado de cumplirle a los equipos que se han preocupado por tenerme con ellos, lógico que me hubiera gustado jugar algunos años en Grandes Ligas, pero no se pudo y ni modo.