Deporte

Muere Víctor González, fundador de Pumas

Aunque trabajo durante un largo tiempo en Banobras, siempre siguió ligado al fútbol y al cuadro universitario que fue el equipo de sus amores

Por  Agencia Reforma

Víctor Manuel González Dávila(Agencia Reforma)

Víctor Manuel González Dávila | Agencia Reforma

Ciudad de México .-Víctor Manuel González Dávila, fundador del equipo de Pumas, directivo y artífice de la construcción de La Cantera universitaria, falleció a las 86 años de edad por causas naturales.

Se graduó como ingeniero civil en la UNAM y debido a ello terminó su elegibilidad para seguir con el equipo de futbol, no le tocó ascender al plantel.

El 12 de septiembre de 1954 formó parte del equipo de Pumas que jugó su primer partido en la división de Ascenso al lado de Manuel Echavarri como capitán.

Aunque trabajo durante un largo tiempo en Banobras, siempre siguió ligado al fútbol y al cuadro universitario que fue el equipo de sus amores.

En los años 80 fue Secretario General de la Federación Mexicana de Futbol, la cual tuvo que dirigir en un periodo de transición cuando el Consejo Nacional fue castigado por el tema de los Cachirules.

González Dávila también trabajó como directivo de los auriazules, llevando por años el manejo de los equipos menores, representando al equipo en las Asambleas de presidentes, además de que apoyó al Ingeniero Guillermo Aguilar Álvarez en la detección de jugadores, así como en el cuidado de estos, en la Casa Club que estuvo a su cargo por casi 20 años.

Junto con el arquitecto Juan José Díaz Infante fue el encargado de la obra civil de las instalaciones de La Cantera, lugar donde le gustaba acudir para darle consejos a los jóvenes prospectos, a los cuales apoyaba hasta económicamente para que no se quedaran sin la posibilidad de comprarse unos tachones o de ir en las vacaciones a sus lugares de origen a visitar a sus familias.

Fundó la Peña Los Fraternos donde mes con mes reunía a ex jugadores, socios y fundadores del Club Universidad para hacer reconocimientos o por el simple gusto de apoyar al primer equipo y entonar la Goya.

Se le conoció en el medio futbolístico como la "Borrega", ya que así lo bautizaron sus compañeros de Pumas por su cabello ensortijado.