Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

No aguantó la presión

NBA

Los Ángeles. El aun dueño de Clippers de Los Ángeles, Donald Sterling le permitió a su esposa, Shelly, negociar los términos para la venta forzada del equipo de basquetbol.

Esto luego de intensas presiones a las que fue forzado el todavía propietario, tras difundirse semanas atrás declaraciones racistas, hecho que le propició una multa de 2 millones y medio de dólares, por lo que ahora está dispuesto en ceder sus derechos de la franquicia de la NBA.

Inicia venta. Sterling, quien fue expulsado de por vida por la NBA el pasado 29 de abril, junto con su esposa ha acordado con sus abogados emprender negociaciones para la venta, confirmaron diversas fuentes periodísticas.

La NBA ha presentado cargos esta semana para dar por terminada su propiedad del equipo de basquetbol estadounidense y tuvo hasta el pasado jueves para responder.

Una audiencia con la Junta de Gobernadores de la NBA ha sido fijada para el 3 de junio sobre la decisión de la venta forzada.

Recapacita. Hace unos días, Sterling anunció que rechazaría pagar la multa de los 2 millones y medio, además de que pelearía por ello, pero ahora aparentemente ha cambiado su posición al permitir negociaciones para deshacerse de los Clippers.