Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

No soy un títere: "Piojo" Herrera

MUNDIAL

México, D. F.- Molesto por las declaraciones del comentarista de la cadena televisiva ESPN, José Ramón Fernández, el técnico del Tricolor, aseguró que "no soy un títere, nadie me maneja", pues las decisiones de la Selección las toma él, con asesoría de sus auxiliares Santiago Baños y Diego Ramírez.

"El Piojo" reiteró que la decisión de poner a Guillermo Ochoa en la portería mexicana, fue propia y no influyó nadie más. Herrera señaló que también ha recibido el apoyo incondicional de Ricardo Peláez y Héctor González Iñárritu y que si tiene alguna duda, "no dudo en preguntárles, porque somos un equipo".

Miguel Herrera, expresó que le gustaría mantenerse en el timón del Tri el próximo ciclo mundialista, sin embargo, sabe que la decisión la tienen que tomar los propietarios de equipo.

El "Piojo", quien aún se notaba molesto por la eliminación del Tri ante Holanda, comentó que le daría prioridad para permanecer en el equipo nacional, aunque le halaga que hayan salido propuestas para dirigir en Inglaterra.

"Siempre la prioridad la tendrá mi país y lo mejor es poder dirigir a la Selección de mi país. Tengo muchas ganas de seguir. Entregaremos el reporte y ya después se tomará una decisión", dijo.

Se mostró agradecido por las muestras de apoyo que se dieron de miles de aficionados que se dieron cita en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y espera regresarles ese respaldo con buenos resultados en el futuro.

Agregó que el gran trabajo hecho por los jugadores, fue la clave para avanzar a Octavos de Final "nos quedamos cortos, venimos con ese pesar. Regresamos como siempre con el cuarto partido, nos quedamos a siete u ocho minutos de conseguirlo".

Aclaró que no se equivocó en las modificaciones que realizó ante los tulipanes "El primer cambio fue obligado con (Diego) Reyes, el segundo con (Javier) Aquino era para apretar en la media, pero tiró centros, gambeteó y aguantó patadas. Aquino cumplió, el único pecado que pudo tener fue distraerse en el rebote, pero metió centros".