Selecciona tu región
Deporte

Óscar De la Hoya vuelve al boxeo a los 48 años tras 13 años de retiro

Óscar De la Hoya dijo que regresó al boxeo tras 13 años al tener un capitulo pendiente, pues en el 2008 tras perder ante Pacquiao todavía no pensaba en retirarse 

Por Cornelio Figueroa

-

En los últimos años muchos boxeadores que ya había colgado los guantes han salido del retiro para encuentros de exhibición o tener su último combate arriba del cuadrilátero y este mes de septiembre le ha llegado el momento de hacerlo a Óscar de la Hoya.

El boxeador Óscar de la Hoya, poseedor de 11 títulos mundiales en seis categorías diferentes, volverá a subir al ring el 11 de septiembre, con 48 años de edad, dijo que regresa al boxeo 13 años después de su retirada “para cerrar un capítulo” de su vida.

La última vez que De la Hoya tuvo una pelea oficial fue en diciembre de 2008, en Las Vegas, ante el boxeador filipino Manny “PacMan” Pacquiao, cayendo ante una gran exhibición boxística del filipino.

De la Hoya se medira en el Staples Center de Los Ángeles contra el luchador brasileño de artes marciales mixtas Vitor Belfort el once de septiembre y de acuerdo a una entrevista publicada por EFE, el ahora también promotor del boxeo no quería retirarse.

Leer más: El día que Julio César Chávez vomitó 3 litros de sangre por sobredosis cocaína

“Dejé mis emociones hablar. Estaba derrotado, agotado y mi mente dijo ‘ya retírate’. Mi físico decidió por mí. Me tomó todos estos años para tener el coraje, la fuerza de decir ‘sabes que, voy a regresar y cerrar este capítulo en mi vida y cerrarlo y vivir en paz’. Por eso estamos aquí, porque quiero demostrarme a mí mismo que puedo hacer esto”, declaró.

“Lo estoy haciendo para cerrar un capítulo de mi carrera, de mi vida”, añadió con aplomo.

“Y los 48 años es solamente un número”, dijo aunque a continuación reconoció que el entrenamiento está siendo difícil.

“Estoy cansado, los entrenamientos son bastante fuertes. A los 48 años ya no es lo mismo entrenar que teniendo 25 años. Pero me siento muy bien físicamente. Emocionalmente estoy en paz. He estado entrenando fuerte para esta pelea desde hace seis meses. Así que sí, estoy cansado, pero la semana de la pelea voy a descansar el cuerpo, la mente y vamos a estar súper para la pelea”, añadió.

Óscar De la Hoya durante un entrenamiento previo a volver al ring/EFE

“La verdad es que no puedo esperar a subir al cuadrilátero el 11 de septiembre y que suene la primera campana y demostrar que sí puedo”, continuó con ilusión en su voz.

Además de una motivación personal para volver a subirse a un cuadrilátero 13 años después de su última pelea, De la Hoya, cuyo padre y abuelo también fueron boxeadores, tiene otra razón para regresar a la lona.

“En el boxeo, en el nivel más alto de este deporte, sí hay mucho jovencito que prefiere no pelear tan fuerte. No están pensando en el honor, en el legado, en ganar campeonatos mundiales para ser los mejores del mundo. Están pensando más en el negocio”, dijo el boxeador estadounidense de origen mexicano.

De la Hoya no quiere comprometerse más allá de la noche del 11 de septiembre. Pero deja la puerta abierta a que el encuentro con Belfort no sea el último de su regreso.

“Depende de cómo me vea. No quiero hacer el ridículo arriba del cuadrilátero. Quiero verme bien. Quiero demostrarme a mí mismo que todavía tengo suficiente para seguir peleando. Esta pelea la voy a hacer por mí mismo, pero si todo sale bien, físicamente, mentalmente, emocionalmente, voy a seguir, ¿por qué no?”, declaró.

VIDEO: Asaltantes realizan robo al estilo del viejo oeste

Fuente: EFE

Síguenos en