Selecciona tu región
Deporte

Rafael Septién llegó a ser pateador de Dallas después de jugar para el Club América

El mexicano consiguió incorporarse como pateador a la franquicia de la NFL durante 1978 después de mejorar su golpeo con el Club América 

Por Nestor Hernández Molina

-

Ciudad de México.- Rafael Septién camina como uno de los deportistas mexicanos que tuvieron la fortuna de jugar en la prestigiosa National Football League (NFL) de los Estados Unidos, en uno de los equipos con mayor afición en México, los Dallas Cowboys.

El hijo del exjugador de futbol soccer, Carlos Septién, tuvo la certeza de algún día llegar a formar parte de alguna franquicia del futbol americano, al tener un aprecio distinguido por el deporte de las tacleadas, pero ese sueño tuvo un comienzo diverso antes de hacerse realidad. 

El sucesor del señor Carlos Septién, mundialista en Brasil 1950 y Suiza 1954, vivió los mejores consejos de su padre que eso lo hizo llegar a las instalaciones de Coapa, donde el Club América le dio la oportunidad de vestir sus colores y así integrarse a sus Fuerzas Básicas. 

Rafael Septién estuvo en la práctica cooperativa entre las Fuerzas Básicas y el equipo de Primera División. Aquel elenco conformaba a grandes estrellas recordadas en la memoria de la institución azulcrema, tal como Luis Miguel Barberena, René Trujillo, Carlos Reinoso y Enrique Borja. 

Sin embargo, su paso en las filas de Coapa no duraría bastante tiempo, pues su gusto por el futbol no era la misma satisfacción que él mantuvo por el americano. Decidió dar las gracias y por influencia de uno de sus amigos se ánimo a buscar la meta de llegar a la NFL. 

Rafael Septién, el pateador mexicano de Dallas 
Facebook Dallas Cowboys - En Español

Leer másLiga MX: Emilio Azcárraga buscó comprar un equipo en Europa

La Universidad de Louisiana at Lafayette requería de un pateador en su grupo. El saber inglés le abrió la puerta para atender dicha sugerencia, que obtuvo la posibilidad de una beca y llegar al equipo tras aprobar las distintas pruebas que sostuvo, previo a ser seleccionado. 

Su derecha infalible lo colocó como uno de los líderes de la planilla de pateadores del conjunto, que se hizo acreedor de varias marcas y así en 1977 llegó a formar parte de los New Orleans Saints de la NFL, no obstante, fue despedido por su poca experiencia en el máximo nivel.

Pese a eso, en el mismo período, recibió la llamada de los Saint Louis Rams, actualmente Los Ángeles Rams, para la siguiente temporada. Duró un año al ser un pateador muy factible y con especialidad a cuaqluier situación bajo presión. Dicha virtud le hizo recibir el llamado de los Dallas Cowboys, donde permaneció por 8 años cosecutivos (1978-1986). 

A lo largo de su estancia con los Vaqueros concretó 162 goles de campo de 226 intentos, registrando una puntuación de 388 en cuanto a conversiones Try. Además llegó a participar en el Super Bowl XIII entre Dallas y Pittsburgh. No logró conseguir el Vince Lombardi pero encajó un gol de 27 yardas, durante el 3er episodio. 

Fue seleccionado al Tazón de los Profesionales en 1981 y cinco años más tarde decidió retirarse de la NFL, pero no profesionalmente, ya que volvió a México para ser nuevo elemento de los Caballeros Rojos del Toluca de la extinta Liga Nacional de Fútbol Americano Profesional de México “Master” (LNF), actual Liga de Futbol Americano (LFA). 

Hoy día su nombre es incluido en la lista de los mexicanos que llegaron a los Vaqueros de Dallas, junto a Raúl Allegre, Efrén Herrera, Luis Zendejas y el vigente mariscal de campo del equipo, Isaac Alarcón. 

Síguenos en