Selecciona tu región
Deporte

Se cumplen 29 años de la pelea que le cambió la vida a Julio César Chávez ante "Macho" Camacho

Un 12 de septiembre de 1992 Julio César Chávez vivió una de las peleas más fuertes de su carrera y de su vida pues justo después de ganar inició el consumo de drogas.

Por Alan Caña

-

México.- Pocas son las fechas que Julio César Chávez no recuerda sobre su paso por el boxeo y el 12 de septiembre de 1992 es una que nunca olvidará pues además de marcar un antes y un después en su carrera como pugilista, tambien lo hizo en la vida trayéndole la pelea más dura que jamás se hubiera imaginado pero con las drogas. 

Hace 29 años desde el Thomas & Mack Center en La Vegas, Julio César Chávez subió al ring para pelear ante Héctor "Macho" Camacho, un puertorriqueño que llegaba en su mejor momento y que se decía seguro de poder derrotar al mexicano que ya estaba muy cerca del récord de 90 peleas invicto. 

La pelea ilusionaba a propios y extraños pues dos colosos lucharían de tú a tú por 12 asaltos en busca del mejor exponente del boxeo. Justo en esa pelea Julio César Chávez exponía su título Superligero del CMB algo que le ponía mucho más emoción. 

Un duelo parejo que se decisió en decisión para el mexicano | Foto: Captura

Ya por la noche del 12 de septiembre solo era Julio y Camacho. El combate inició y como era de esperarse ninguno arriesgaba pero cuando podían ir al ataque lo hacían sin problemas. Julio con la pegada poderosa que le caracterizaba conectaba pero no lograba que fuera efectivo, Camacho con su potencia y rebeldía tambien respondía pero ninguno cedía.

Leer más: Liga MX Femenil: Alicia Cervantes se destapa y empata a Katty Martínez en el goleo individual

La pelea llegó al punto donde ambos estaban sumamente cansados, solo un golpe bien conectado era suficiente para declarar a un ganador, pero eso nunca llegó, por lo que la pelea se decidió por decisión unánime dando el triunfo al mexicano y la defensa efectiva de su título. La pelea había sido sumamente exhaustiva que llevó a Julio por un camino erróneo.

Luego de la victoria que había sido una verdadera lucha, Julio César Chávez aseguró que pensó que ya había ganado todo, que era el mejor del mundo, tenía dinero, autos y todo lo que se pudiera imaginar, pero en su pensamiento eso mismo ya no le satisfacía por lo que se replanteó si en verdad era lo que deseaba, aseguró que aunque ganó esa pelea y con todo lo que tenía se sentía solo y no podía expresarlo.

"Macho" Camacho dio pelea hasta el último segundo de los 12 asaltos | Foto: Captura

Esa misma noche con ese pensamiento la carrera de Julio tomó un rumbo inesperado, lo que había rechazado por su ideales se convertiría en su nuevo "amigo", las drogas. Aseguró que luego de la pelea lo único que pudo hacer es pensar en consumir cocaína, misma que le pidió a sus amigos en ese entonces capos del narcotráfico que lo acompañaron a esa pelea. 

"Cuando peleé con "Macho" Camacho fue una locura, de verdad, Yo ya me sentía que lo había ganado todo. Tenía más de 20 millones de dólares en el banco, tenía yates, mansiones, avión privado. Tenía todo lo que un ser humano en la vida desea tener pero cometí el error de drogarme por sentirme solo", comentó Julio en más de una ocasión recordando ese momento de su carrera.

Así inició la fase de su vida más complicada, las adicciones a las drogas y al alcohol y la agresividad se desarrollaron en él al punto de casi perderlo en varias ocasiones, desde sobredosis o en intentos de suicidio. Luego de 29 años de aquel momento, ya son 12 los que Julio César Chávez ha estado limpio y sobrio una marca que le ha significado poder llamarse curado luego de que una pelea extraordinaria lo orillara al abismo. 

¡Terminaron desnudos! Pasajeros linchan a ladrones en la México-Texcoco
Síguenos en