Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¡Sí son Trail Pata de Perro!

MAZATLÁN.

Mazatlán, Sinaloa. Sin importar el cómo ni las inclemencias, una decena de atletas mazatlecos afrontó con determinación y entereza el llamado Ultra Trail de 50 Kilómetros que se efectuó recientemente en el Bosque de la Primavera, en Guadalajara.

Los arrojados fondistas, que conforman un equipo al que han dado en llamar jocosamente Trail Pata de Perro, recorrieron en un promedio de entre siete y ocho horas de continuo esfuerzo las cuatro vueltas de 12.5 kilómetros cada una de que constó la travesía.

Por tan encomiable logro, los corredores se ganaron a pulso la etiqueta de ultramaratonistas, un mote que no cualquiera puede presumir ni conseguir, a menos que, como los Pata de Perro, dejen cuerpo, alma y sudor sobre la montaña y la terracería.

El grupo. Unos antes, otros después, los ultramaratonistas llegaron a la meta satisfechos, pese a terminar exhaustos. Fue el caso de las enjundiosas damas Carmen María Valdez, Nayeli Mora, María Alapizco, Patricia Magaña, Kathia Preciado y Rocío Cristina Chío. Como escoltas acudieron los varones Fernando Ibarra, Raúl Leyva, Rafael Camacho, Iván de El Cid (que cubrió 25 kilómetros) y Jesús Nájera.

Del grupo, Magaña y Nájera son los de mayor edad, con 56 y 70 años respectivamente. "Son grandes de edad, pero con garras para lograr cuanto reto se les cruce en el camino", dijo Carmen María Valdez

Aunque por supuesto fueron como equipo "para vivir esa experiencia", en el recorrido, gran parte cuesta arriba, cada quien tomó, conforme se fuera sintiendo, la ruta que su nivel le permitía trazar.

En individual, Carmen María finalizó con un cronómetro de 8 horas con 40 minutos. "En la ruta había que escalar y descender entre piedras unos 50 metros de altura. Todo un reto", añadió.

La competición reunió a aproximadamente 400 ultratrotadores. Algunos cubrieron 12.5 kilómetros (una sola vuelta), otros 25 (dos veces al circuito) y el resto (unos 100) acabó la ruta.

"En realidad -agrega- para merecer el nombre de ultra tenías que correr los 50 kilómetros."

Es mayor la satisfacción de Valdez al saber que un gran número de corredores desertó, precisamente porque no era fácil terminarlo.

Del conjunto Pata de Perro nadie defraudó al no pararse. "Si acaso nos parábamos a tomar agua, comer un poco de proteína, como algún chocolate o una galleta."

Otros aspectos. Aunque es la más nueva en el equipo, Kathia Preciado es considerada una trotadora con mucho corazón y entrega para lograr cuanto desafío ponga en su camino. Su disciplinado entrenamiento es su pilar.

Es tanto el coraje y orgullo de Carmen María Valdez, que se ha propuesto ir a una competencia llamada Caballo Blanco, con sede en Chihuahua y con una distancia de 100 kilómetros.

Rocío Cristina, considerada una pieza principal en el Trail Pata de Perro, es además una excelente maratonista. Su tesonero esfuerzo a lo largo de 50 kilómetros le redituó la admiración y reconocimiento.