Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

«Siento un gran orgullo»

BEISBOL

Culiacán, Sin.- Como cualquier chamaco de 17 años de edad, Julio César Urías tiene sueños, y si bien su primordial es triunfar en Grandes Ligas, este 13 de julio en Minnesota se le cumplirá otro que nació hace poco: lanzar en el Juego de Estrellas del Futuro.

El zurdo, orgullo de La Higuerita, será el único mexicano en dicho encuentro que reúne a lo mejorcito de Ligas Menores, y él a final de cuentas, es el prospecto número uno de los Dodgers de Los Ángeles.

Sin contar la jornada de ayer, JC tenía marca de 1-1 y 3.35 de PCLA en 14 juegos (11 como abridor), con 21 bases por bolas y 48 ponches.

"Es un orgullo que me hayan convocado a ese juego, porque es el privilegio que todo pelotero de Ligas Menores desea, gracias a Dios se me está cumpliendo a mí y ahora queda seguir echándole ganas para hacer buen trabajo en ese día", dice en una charla breve vía telefónica, unas cuatro horas antes de su apertura de ayer en San Bernardino, California.

¿Nos puedes compartir ese momento en qué te dan la noticia?

-Sí, claro. Estábamos de gira y llegamos a la casa del equipo sucursal de Seattle, y el mánager convocó a un mitin para revelar el nombre del jugador del mes, honor que le dieron al compañero que también va al Juego de Estrellas del Futuro, y ya ahí, dijo que igualmente iba yo.

¿Ya te cayó 'el veinte'?, ¿cómo estás viviendo estos días previos al evento?

-Pues estoy muy contento. Yo sé que no cualquier jugador participa en ese partido. Más que nada, darle las gracias a la organización de los Dodgers de Los Ángeles porque me tomó en cuenta a mí, pese a tener muchísimos prospectos interesantes; la verdad es un orgullo para mí.

Y de ser un sinaloense el único mexicano en el encuentro, ¿qué nos dices?

-¡Pues es doble el orgullo todavía! Por ahí mi papá quiere venir para acompañarme, y pues ojalá, porque cosas como esta sólo suceden una vez.

¿Lo imaginaste cuando llegaste a Estados Unidos?

-Pues cuando recién firmé para los Dodgers, la verdad, no, pero este año que comencé a lanzar y saber que gracias a Dios me consideran de los buenos prospectos, me propuse ponerle todas las ganas del mundo para ganarme el boleto, y bendito Dios se me concedió.

¿Cómo sientes que vas en tu desarrollo dentro de la organización?

-Creo que vamos bien, me están llevando tranquilo, poco a poco.

En ocasiones, en un juego me dejan tirar tres entradas, en otro cinco, después dos, porque ellos tienen sus programas para mí y yo acato, porque ellos son los que saben.

Se dice que terminarás este verano cuando menos en Doble A, ¿tú sabes algo de eso?

-No, de eso no me comentan nada. Yo sólo sé que hay que seguir trabajando porque eso es lo que habla por uno.