Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Sinaloa tiene jugadores para acceder a una liga nacional

DEPORTE

Culiacán, Sin.- Un entrenador apasionado por el baloncesto, Mario Andriolo, entrenador del equipo de basquetbol Caballeros de Culiacán, platica de sus planes para el equipo, su trayectoria, sus hobbies y su familia.

¿Qué lo convenció para tomar este reto?

—Se habló mucho con Elías de un proyecto para trabajarlo durante meses, y yo tenía la intensión de venir a ver la liga nacional. Ahí coincidimos las fechas. Y el proyecto es un proyecto serio, que lo va a apoyar los resultados.

¿Cómo ve al equipo, cómo se encuentran?

—Por ahora estamos tratando de cerrar la nómina principal. Los jugadores locales están trabajando a veces bien, a veces más o menos, pero están trabajando, ya están entrenando. No hemos tenido continuidad en el trabajo porque muchos jugadores tienen sus cosas personales que están arreglando. Ya esta semana empezamos con un trabajo diferente. Ya en las mañanas salen a musculación con aeróbicos.

¿Qué objetivos tiene Caballeros para esta temporada?

—Ser competitivos y lograr traer a la gente de vuelta, que hace un año que no ve basquetbol profesional en Culiacán.

¿Qué le va a ofrecer Caballeros a la afición?

—La idea es ser competitivos y ver en la mitad del torneo a dónde podemos acceder.

¿Qué opinión tiene del basquetbol sinaloense?

—Son ciudades totalmente diferentes en basquetbol. Por ejemplo, Navolato vive para el basquet y en Culiacán hay beisbol y futbol, pero creo que el basquetbol pega fuerte, hay mucha gente jugándolo. Creo que uniendo estas dos, en algún momento podría ser una potencia. Hay buen material, buenos jugadores. Si mañana se proyecta a una liga nacional, cuatro municipios como Guasave, Ahome, Culiacán sumado a Navolato pueden acceder a jugadores, para jugar una liga nacional a largo plazo.

¿Y qué opina del basquetbol de México ahora que calificó al Mundial de Basquetbol a realizarse en España, tras una ausencia de 40 años?

—Me tocó ver el premundial en Venezuela. Lo vi muy bien, le cambió la mentalidad a Sergio Valdeolmillos, el entrenador, jugó otro juego que no se juega aquí en México. Y le encontró la mezcla de un equipo joven con un equipo de experiencia.

¿Cómo nació su amor por el baloncesto?

—Yo casi nací en una cancha de basquet, me dormía en las piernas de mi papá mirando basquetbol, porque él era entrenador. Te puedo decir que estoy desde los tres o cuatro años en una cancha de basquet, tal vez antes. Toda mi vida. He vivido del basquetbol, recién desde hace 15 años. Tengo 24 años como entrenador, pero de lleno, hace 15 años que soy profesional.

Háblenos de su familia.

—En la vida personal no es fácil, más cuando tengo dos hijos, que hoy en día son los que a veces me hacen pensar mucho si voy a volver a salir o no, tener niños no es fácil, y así es la vida del entrenador.

¿Le gusta cocinar?

—Sí. Más que nada tuve que aprender. Mi madre, de chicos, nos inculcó muchas cosas, y la cocina fue una de ellas. Y en los años que he viajado y vivido solo me ha dado por aprender a cocinar más profundo, hacer más cosas. No le tengo miedo a la cocina.

¿Cuál es su comida favorita?

—Me gusta mucho la milanesa de pollo a la napolitana, es mi favorita. La verdad me cuesta mucho la comida de aquí, porque es muy picante. Me gusta mucho la quesadilla. Y todo lo relacionado con el pescado me gusta también, sólo que lo condimentan mucho.

¿Qué ingrediente no puede faltar en su vida?

—Mis hijos, son lo más importante.