Selecciona tu región
Deporte

Tras marcar en Champions, Luis Suárez le anota al Barcelona y le festeja

Por Cornelio Figueroa

-

El uruguayo Luis Suárez dejó claro que pasa por un buen momento futbolístico con el Atlético de Madrid, luego de marcar a media semana en la Champions League, este sábado volvió a hacerse presente en el marcador en la victoria de su equipo ante el Barcelona.

Suárez que anotó su primer gol en la presente temporada de la Champions League en el partido donde el martes el Atlético venció 2-1 al Milan y este fin de semana se volvió a hacer presente en el marcador en un encuentro muy especial y que levantó polémica.

Tras poner el 2-0 en el marcador, ser abrazado por todos sus compañeros y haber corrido a la esquina pidiendo perdón a la afición barcelonista, Luis Suárez hizo un gesto que no pasó desapercibido. Simuló con la mano una llamada por teléfono en una llamada que pudo haber sido para Ronald Koeman.

Un año y unos meses antes, el entrenador neerlandés había llamado al delantero uruguayo para comunicarle, en una brevísima conversación, que no contaba con él para su proyecto en el Barça. Pocos imaginaban lo que ocurriría después, la llegada de Suárez al Atlético para ser campeón de Liga en su primer año, el desastre económico azulgrana y la salida al verano siguiente de Lionel Messi rumbo a París.

Leer más: Bru Luccas manifestó que su figura sobrepasa los límites aún con vestido de cóctel

El delantero charrúa, que se marchó entre lágrimas del Camp Nou, ha encontrado en el Atlético un destino ganador. Pero en su recuerdo sigue estando el dolor de cómo se produjo su salida. “No me olvido de que el año pasado en la pretemporada me mandaban a entrenar aparte para hacer que me enojara y yo como un profesional”, dijo los días previos al encuentro en una entrevista a Televisión Española.

Por ello, el tanto que ponía el 2-0 a los 44 minutos, después de haber dado la asistencia del primer gol a su compañero francés Thomas Lemar, fue el momento para que Suárez le devolviera la llamada a Koeman.

El mismo que también estaba enganchado al teléfono, en su caso obligatorio para darle instrucciones desde uno de los palcos del Wanda Metropolitano a su segundo, Alfred Schreuder, que podía ver a pie de césped cómo su valiente puesta en escena, con una presión adelantada durante 20 minutos indescifrable para el Atlético, se desmoronaba por su tierna presencia defensiva.

Luis Suárez pidiendo perdón a los aficionados del Barcelona tras el gol/EFE

El gesto de Luis Suárez, el delantero del Atlético de Madrid, simulando una llamada de teléfono no iba dirigido para Ronald Koeman, técnico del conjunto azulgrana, según declaró el delantero, sino para “la gente que sabe que tengo el mismo número” y que está “usando el teléfono”.

“No. Para nada”, contestó el atacante en declaraciones a ‘Movistar’ cuando fue interrogado por si su gesto iba a dirigido al entrenador que prescindió de él hace un año. “Había quedado con mis hijos en tono broma que iba a hacer eso”, añadió el delantero uruguayo, autor del 2-0 al borde del descanso.

Con la anotación de este sábado ante el Barcelona, Luis Suárez llegó a cuatro goles en LaLiga con el Atlético de Madrid, y confirma que se encuentra en gran nivel futbolístico tras marcar también a media semana en la Champions League.

El significado detrás del siniestra muñeca de 'El Juego del Calamar'
Síguenos en