Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Valencia gana el clásico

FUTBOL

Valencia, España.- No pudo tener mejor debut el hispano-argentino Juan Antonio Pizzi en el banquillo del Valencia, que ganó con autoridad el derbi ante el Levante, por 2-0, en un encuentro en el que, además de la victoria, los suyos ofrecieron una versión muy mejorada respecto a lo que se había visto esta temporada.

Los locales mostraron más agresividad, tanto en la actitud como en el posicionamiento táctico, con un juego más vertical, que agradeció la grada, que además se reconcilió con futbolistas para los que la llegada de Pizzi parece haber sido un revulsivo en sus prestaciones.

El Valencia saltó al terreno de juego dispuesto a ser protagonista tal y como había reclamado el técnico en la previa al partido y la primera parte fue totalmente dominada por los locales, ante un Levante agazapado, a la espera de su oportunidad.

Pese a ello, el signo del partido pudo cambiar en el primer minuto de juego, después de tres errores consecutivos de la zaga valencianista, con un posible penalti a Rubén, tras recibir una patada a destiempo de Bernat cuando trataba de despejar.

La llegada de Pizzi se hizo notar en el fútbol del Valencia. Una mayor presencia ofensiva, más juego por las bandas y, sobre todo, más intensidad en los futbolistas le dio otro aire al equipo.

Además, jugadores como Feghouli, muy criticado por la afición esta temporada, o Pablo Piatti, al que el club trató de vender a toda costa este verano, firmaron un gran encuentro respondiendo a la confianza del técnico argentino.

Pese a que el dominio fue total por parte del Valencia, el Levante no le perdió la cara al encuentro y peleó cada balón, aunque su bagaje en ataque fue muy deficitario, una constante a lo largo de todo el partido.

Al Valencia le costó encontrar ese último pase que hiciera bueno su dominio, aunque dispuso de algunas ocasiones para adelantarse en el marcador.

Sin embargo, el tanto llegó en la recta final del primer periodo, gracias a la rapidez de un Piatti muy vivo, que se llevó con el pecho un rechace y 'fusiló' con un zurdazo a Keylor Navas para adelantar al Valencia y marcar el gol 500 de esta Liga.

En la reanudación, más de lo mismo. El Valencia se gustaba por momentos y primero Feghouli y luego Postiga pudieron hacer el segundo. Ante tal tesitura, Caparrós realizó a los diez minutos un doble cambio, dando entrada a El Zhar y Xumetra, buscando una mayor proyección ofensiva.

Y el empate pudo llegar, pero por demérito del Valencia, tras un garrafal error de Ricardo Costa que Barral no pudo convertir en gol gracias a la buena intervención del meta Alves.

El conjunto levantinista pareció animarse por unos minutos, pero fue un espejismo. De nuevo el Valencia se hizo con las riendas del partido. Feghouli, que no había parado de intentarlo todo el partido, marcó el gol de la tranquilidad para los suyos, tras una sensacional jugada personal con la que rubricó su gran actuación.

El tanto del argelino decidió la suerte del partido. El Levante buscó más con el corazón que con juego un tanto que de nuevo le diera alguna opción, pero fue el Valencia el que estuvo más cerca de marcar.

En este duelo el mexicano Andrés Guardado participó 15 minutos.