Deporte

Visibilidad en el deporte femenino es crucial: Historiadora y campeona de atletismo

La historiadora y campeona nacional de atletismo Victoria Jackson compartió en entrevista para EL DEBATE los retos a superar para lograr mayor equidad en el deporte

Por  Itzé Coronel Salomón

Promover la visibilidad de más mujeres deportistas es importante para la equidad de oportunidades.(Foto: Shutterstock)

Promover la visibilidad de más mujeres deportistas es importante para la equidad de oportunidades. | Foto: Shutterstock

México.- En entrevista exclusiva para EL DEBATE, la deportista Victoria Jackson compartió su experiencia de vida para llegar a ser no sólo campeona nacional, sino doctora en historia y profesora universitaria, rompiendo esquemas y haciendo pedazos el techo de cristal en su disciplina el atletismo.

Expresó que en las aulas universitarias trata de ponderar con sus estudiantes el derecho de la mujer al deporte como una extensión de los derechos humanos y la equidad de género. Se refirió también al importante papel que juegan los medios de comunicación en visibilizar a las mujeres deportistas en un papel principal y no secundario, así cómo a través de esta visibilización muchos paradigmas pueden ser modificados en múltiples niveles.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Historia de una carrera deportiva

Victoria se considera una persona muy afortunada al crecer en una familia que valoraba su amor por el deporte y entendía que necesitaba salir, así como pertenecer a comunidades que la apoyaban en su afición. «Yo era la chica de mi pueblo que corría por todas partes, y la gente apreciaba eso y me animaba».

Reconoció que en muchos lugares del mundo ese no es el caso y considera una gran fortuna que siempre ha estado en comunidades y dentro de una familia que apoya su amor por los deportes, especialmente correr.

Contó que cuando estaba de viaje con su familia siempre entendían que tenía que correr y dice que escuchaba a sus padres explicarles a sus abuelos «Victoria volverá, sólo salió a correr». Dijo que sus padres nunca dejaron que percibiera eso como algo extraño.

Victoria Jackson ya estaba compitiendo en campeonatos nacionales a la temprana edad de 14 años. En los Estados Unidos, los deportes representan la oportunidad de obtener una educación superior gratuita por medio de una carrera en atletismo, como es el caso de Victoria.

Ella creció en la década de 1990, que marcó un hito en los deportes femeninos en los Estados Unidos. En 1996, Victoria estaba ingresando a la preparatoria. Habían finalizado recientemente los Juegos Olímpicos de Atlanta, siendo anfitrión su país, y posteriormente en el verano antes de su último año de preparatoria tuvo lugar la Copa Mundial Femenil en los Estados Unidos, así que le tocó experimentar de primera mano este impulso cultural y de aprecio por las mujeres en el deporte.

Así, primero se enamoró de la historia y luego se dio cuenta que esta era una larga historia de mujeres en el deporte que habían luchado por tener acceso a ellos, ya que en su adolescencia llegó a pensar que la apertura y abundancia de oportunidades siempre habían existido. De esta manera, Jackson se profesionalizó en la licenciatura, maestría y doctorado en historia, enfocándose en la historia deportiva. 

Afirmó que un parteaguas para ella se dio durante el 50 aniversario de la ley fundamental en los EUA título IX, de la ley de enmienda de educación de 1972. Esa ley es la razón por la que las mujeres están representadas en las universidades y en los deportes universitarios, por lo que el título IX es la razón por la que hay equidad de género en las escuelas y, debido a que los deportes están en las escuelas, las niñas tienen las mismas oportunidades de practicar deportes escolares.

El título IX y las oportunidades deportivas

Popularmente conocida como «título IX», la ley exige que las escuelas reciban financiamiento federal para proporcionar a ambos sexos las mismas oportunidades de participar en deportes. También tiene que tratar de manera igualitaria a los equipos masculinos y femeninos en lo que se refiere al acceso a entrenadores, instalaciones y otros recursos.
El efecto en el deporte ha sido inmenso. Cuando el título IX entró en vigor en 1972, apenas una de cada 27 niñas de Estados Unidos participaba en algún deporte en la escuela secundaria.

Ahora, esa cifra es una de cada tres. Las oportunidades también han aumentado para las mujeres en los deportes universitarios.

Esta parte de la historia, Victoria la vivió en carne propia y forma parte de ella, por lo cual era imperante dedicarse a estudiarla y, posteriormente, a enseñarla. Dijo que, a pesar de que la mencionada ley es un ejemplo en los Estados Unidos, ella siente que hay mucho más que puede hacerse con ella. Las personas que la elaboraron tomaron en cuenta los aspectos tanto cualitativos como cuantitativos, y una cuestión que es esencial es la promoción y publicidad del deporte.

Añadió que una cuestión importante es celebrar estos logros para que las deportistas actualmente conozcan y tengan esta sensación de responsabilidad compartida en cuanto al acceso al deporte.

No puedes ser lo que no puedes ver

Para que más mujeres jóvenes puedan dedicarse a los deportes profesionales, la visibilidad es imprescindible, para que las niñas puedan tener más modelos femeninos en los deportes que las inspiren. Victoria considera que es un proyecto en el que tenemos que trabajar.

Dijo que las niñas quieren jugar, necesitan tener oportunidades para hacerlo y también necesitan estar en situaciones en las que, como parte regular de la sociedad, estén expuestas a situaciones que les den ese lugar.

Compartió que a su hijo de 5 años siempre  lo lleva a eventos deportivos femeninos y añadió que no es que lo esté haciendo estratégicamente, porque esos son los juegos a los que ella asiste, así que espera que esté creciendo en un mundo en el que probablemente pensará que es más común que las mujeres sean atletas, porque eso es a lo que él está expuesto.

Hacer que las oportunidades de juego sean más regulares y más accesibles para todas las ligas es importante, no solo crear oportunidades para que las niñas jueguen, es decir, equipos de niñas con sus mamás, «tienes esta idea de que cuando tienes hijos cuelgas tus zapatos deportivos, pero no es así, podemos jugar también».

Enfatizó en que para que esto sea posible está  también el factor de visibilidad, el cómo hacer que esas imágenes estén frente a nuestros niños y niñas jóvenes, esa representación en los medios, esa cobertura que no muestre a las mujeres al margen o en un estado de segunda clase, donde no sean el elenco de apoyo, sino que tengan la misma cobertura lado a lado; de manera similar que los deportistas hombres y la misma visibilidad en los medios de televisión y plataformas de transmisión.

Dijo que las oportunidades para promover a las mujeres en los deportes han aumentado con las plataformas de transmisión en los últimos años, por lo que existe este componente de medios, el componente de transmisión y las oportunidades de juego por sí mismas.

Modelos a seguir en el deporte

En México, el futbol es una gran parte de la identidad social. Familias se reúnen para ver partidos de futbol los domingos, mayormente siguiendo a los equipos masculinos, e incluso las niñas que disfrutan de este deporte tienen como ídolos a jugadores masculinos.
A pesar de que esto está cambiando también aquí, aún quedan muchos espacios por conquistar para las mujeres.

Victoria Jackson comentó al respecto que, una vez más, tenemos un enfoque de base y otro en la cima en este tema. Manifestó que una cosa que ha visto que funciona son los aliados, «cuando tienes a los mejores jugadores de futbol del mundo que apoyan a las mejores jugadoras de futbol del mundo y hablan de su respeto por la equipos femeninos, es enorme en cuanto a transformar la forma local en el terreno de las familias que se reúnen y ven deportes para que tengamos más momentos de aliados».

Ejemplificó que los clubes deportivos no deberían de identificarse como de mujeres u hombre, sino como clubes deportivos dentro de los que hay un equipo femenil o masculino.

De igual manera, en las páginas web no debería existir la necesidad de hacer búsquedas separadas en cuanto al género de los deportistas. Dijo que existen muchas formas sutiles para contribuir a la equidad de género, pero, además, para que se normalice decir: «sí es una jugadora excelente en este deporte».

Conciliación familiar en el deporte

A pregunta expresa sobre la conciliación familiar, que es siempre un aspecto que afecta con más frecuencia a las mujeres deportistas que a los hombres, y cómo se debe cambiar este enfoque, Victoria reconoció que se trata de un aspecto gigantesco.

Expresó que cuando pensamos en el trabajo y en el mantenimiento de un hogar, pensamos en las niñas y, generalmente, esperamos que contribuyan más, que cuiden a sus hermanos o que asuman roles de liderazgo dentro de una familia a una edad mucho más temprana.

Sin embargo, si nos acercamos a nuestros hijos e hijas y ponemos atención a sus deseos de hacer deporte, y eso lo priorizamos, es un esfuerzo comunitario; incluso eso significa una rotación. Ciertamente se necesita mucho sacrificio familiar, se necesita una aldea para apoyar a los jóvenes deportistas.

Hablando de la enorme brecha salarial entre los atletas masculinos profesionales y las mujeres que practican el mismo deporte, pero que las principales marcas del mundo les pagan o las respaldan de manera tan diferente, Victoria opinó que muchas de estas marcas están perdiendo una oportunidad y, de hecho, están perdiendo al no creer en invertir en las mujeres, «están perdiendo una oportunidad en un grupo demográfico completamente nuevo», aseguró.

Sobre las compañías y las oportunidades de patrocinio para las mujeres atletas, explicó que, en primer lugar, no hay suficientes mujeres en puestos de autoridad dentro de estas empresas, lo cual es necesario. «Creo que una mujer aprovecharía esta posibilidad y deberíamos darle una oportunidad».

Victoria Jackson es historiadora del deporte y profesora asistente clínica de historia en la Escuela de Estudios Históricos, Filosóficos y Religiosos en Arizona State University. Jackson escribe y habla sobre la intersección del deporte y la sociedad, explorando cómo los juegos que jugamos (y miramos) nos dicen mucho sobre las comunidades (locales, nacionales y globales) en las que vivimos.

Brecha en el deporte para mujeres

Un total de 204 países y regiones, el mayor número en la historia olímpica, participaron en los Juegos Olímpicos de Pekín. Entre las 25 medallas que ganó Japón, 12 fueron ganadas por atletas femeninas.

Parece que la brecha entre hombres y mujeres en el deporte se hace mucho más pequeña cuando miramos la historia del deporte femenino. Sin embargo, todavía quedan cuestiones concretas que deben resolverse en relación con el deporte femenino. Por ejemplo, las atletas femeninas que deben criar a su familia e hijos a menudo enfrentan desafíos para equilibrar la carrera deportiva y la vida personal.

Todavía hay una baja proporción de entrenadoras y ejecutivas en las organizaciones deportivas. En resumen, el número de entrenadoras que tienen potencial para convertirse en líderes aún no ha aumentado.

Los datos:

Importancia del deporte

El deporte es un ámbito de gran importancia para las mujeres, pues permite vislumbrarse como un placer, profilaxis, diversión, identificación, socialización y propiciador un espacio de crecimiento.

Equidad

El deporte competitivo debe ser considerado como una actividad, entre las demás, donde la mujer pueda desarrollarse, al igual que los hombres, como en política, ciencias o cualquier otra actividad, con igualdad de oportunidades para obtener los mejores resultados.

Oportunidades

La equidad en el deporte es buscar para las mujeres las mismas oportunidades para desarrollarse en todas las facetas de este ámbito pues en la realidad han encontrado obstáculos y barreras erigidas por los estereotipos culturales.

El perfil

Historiadora y deportista profesional, Victoria Jackson / Foto: Especial

Nombre: Victoria Jackson.
Lugar: Estados Unidos.
Profesión: Historiadora y deportista profesional.
Trayectoria: Tiene una maestría y un doctorado en Arizona State University y una licenciatura de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, donde se graduó summa cum laude y se unió a Phi Beta Kappa. Jackson también fue atleta de campo traviesa y pista y campo para UNC y ASU, campeona nacional de la NCAA para los Sun Devils en 10 mil metros, y corredora profesional respaldado por Nike. 

Jackson trabaja con Sun Devil Athletics en una variedad de iniciativas de historia, educación y liderazgo con atletas, entrenadores, administradores y la comunidad de Sun Devil. Le gustaría que su récord escolar en Arizona State University en los 5 mil metros se supere lo antes posible.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo