Deporte

Alarma de hotel perturba el descanso de la selección de Japón

El incidente perturbó el sueño de los futbolistas que se encontraban durmiendo en un hotel de Saransk en Rusia

Por  El Debate

Los jugadores del equipo nacional de fútbol de Japón. Foto: EFE

Los jugadores del equipo nacional de fútbol de Japón. Foto: EFE

Saransk (Rusia), 18 jun (EFE).- Una alarma del hotel en el que se aloja en Saransk la selección de Japón y que sonó durante varios minutos en la pasada madrugada alteró el descanso de los jugadores nipones que el martes se enfrentarán a Colombia en el Mordovia Arena.

El equipo nacional de fútbol de Japón calienta durante el entrenamiento oficial en la Copa Mundial de fútbol 2018 en el Mordovia Arena en Saransk, Rusia. Foto: AP

La expedición japonesa, que llegó en la noche del domingo a esta localidad y se alojó en uno de los recintos oficiales de Rusia 2018, se quejó del trastorno que supuso este contratiempo.

Hubo confusión entre los jugadores 

El ruido irrumpió en el piso del hotel de concentración japonés "alrededor de las cinco de la mañana" e interrumpió el descanso de los futbolistas.

"No sé exactamente a qué hora ocurrió. Fue sobre las cinco o las seis y duró, al menos un cuarto de hora, parecía interminable", explicó el capitán de Japón Makoto Hasebe.

El seleccionador, Akira Nishino, añadió que "la alarma sonó durante mucho tiempo.

Imágenes del terremoto en Japón. Foto: AP

Sonó, además, al mismo tiempo que se conoció la noticia del terremoto en Japón. Hubo confusión entre los jugadores.

El impacto fue negativo entre ellos pero al final hay que comentarlo como un pequeño incidente", agregó.

Por otra parte, Suecia se impone 1-0 a Corea y es líder junto con México. Suecia arrancó dormido, Corea del Sur amenazó con incomodar... intenciones nada más.

Los 'Vikingos amarillos' tuvieron ocasiones para definirlo en la primera mitad, pero fallaron al toparse con un seguro Jo Hyeon-woo.

Combinado de Suecia festejando la anotación. Foto: AFP

El VAR entró a escena en el complemento. El árbitro salvadoreño Joel Aguilar se sacó las dudas y le dio un penal que puso a prueba el temperamento del capitán Granqvist.

Sin dudas y con un temple de acero, ante el rugir del estadio de Nizhni Nóvgorod, el defensa cumplió dándole a su equipo el que sería el gol definitivo.