Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Atacan oficina de EEUU ciberpiratas chinos

INTERNET

México, (El Universal).- Ciberpiratas chinos entraron en las redes informáticas de la Oficina de Administración de Personal del gobierno estadounidense con la intención de acceder a los datos personales de miles de empleados federales que habían solicitado autorizaciones de máxima seguridad, informó el jueves el diario The New York Times.

Altos funcionarios estadounidenses dijeron que los piratas accedieron a algunas bases de datos en marzo, antes de que se detectara y bloqueara la amenaza, dijo el Times en su edición electrónica el miércoles por la noche. No estaba claro hasta qué punto los piratas lograron penetrar en los sistemas de la agencia, añadió.

Las acusaciones y contraacusaciones entre ambos gobiernos sobre la actividad pirata han tensado las relaciones bilaterales. La ciberpiratería china fue uno de los temas importantes de discusión entre representantes de ambos países esta semana en Beijing, aunque las partes se han abstenido de hacer declaraciones públicas sobre el asunto.

Finalizadas las reuniones en Beijing el jueves, se le preguntó al secretario de Estado John Kerry sobre el informe del Times. "A esta altura parece que no ha afectado material confidencial", dijo. "No voy a entrar en detalles concretos de una investigación en curso".

Kerry dijo que habló de este caso en particular con los chinos, pero acotó que "hemos aclarado en términos generales que el asunto nos preocupa".

Un vocero del gobierno chino reiteró el jueves la posición de Beijing de que se "opone resueltamente" a la ciberpiratería y que existen partes interesadas en mostrar a China como una amenaza en ese aspecto.

"Algunos medios estadounidenses y firmas de ciberseguridad se esfuerzan constantemente por calumniar a China y crear lo que llaman la ciberamenaza china", dijo el vocero de la cancillería Hong Lei en su encuentro habitual con la prensa.

"Jamás han podido presentar pruebas suficientes. Estamos profundamente convencidos de que semejantes informes y comentarios son irresponsables y no vale la pena refutarlos".