Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

China se pone sentimental con su sonda lunar

BEIJING

China .- El Conejo de Jade no comenzó su hibernación en la Luna silenciosamente.

En cambio, el accidentado robot explorador lunar chino -al que la agencia noticiosa del gobierno ha dado voz- ponderó con dramatismo el significado de su existencia, quizás fugaz, midió su contribución a la humanidad y, por último, se despidió.

El explorador fue apagado para que hiberne durante la noche lunar, que dura unos 14 días terrestres, mientras se aclara su estatus.

Los seguidores del Conejo de Jade en China enviaron el viernes saludos por el año nuevo lunar al robot y le desearon una pronta recuperación del fallo de funcionamiento que informó antes de entrar en hibernación.

"El pueblo chino ha estado preocupado por el Conejo de Jade", escribió un microbloguero con el nombre de usuario Yang Huiyan. "Espero que el año nuevo traiga buena suerte para él".

La agencia oficial de noticias Xinhua ha estado publicando lo que describió como una bitácora que el explorador "escribió" antes de apagarse.

A pesar de ser generalmente sobrios en su cobertura de los acontecimientos nacionales, los medios de comunicación estatales chinos tienden a poner un toque campechano en ciertas historias que ayudan a fomentar el orgullo nacional.

Las agencias de noticias estatales son especialmente aficionadas a dar personalidades empalagosas a actores no humanos que juegan un papel clave en los esfuerzos de propaganda, ya sean pandas que regresan de zoológicos en el extranjero o, en el caso del Conejo de Jade, las estrellas de su programa espacial con apoyo militar.

En la entrada de la bitácora de Xinhua, el Conejo de Jade tiene el tono de un heroico aventurero que se topó con un obstáculo que podría resultar insuperable, y que intenta mostrarse valiente mientras enfrenta lo que podría ser su último adiós.

"Si este viaje debe llegar a un final prematuro, no tengo miedo", dijo el robot de seis ruedas, alimentado por energía solar, según Xinhua. "Ya sea que las reparaciones tengan éxito o fracasen, creo que incluso mis fallas proporcionarán a mis amos una valiosa información y experiencia".

La personificación del explorador ha sido un éxito entre el público chino. Partes del informe de Xinhua fueron citadas por una cuenta no oficial de microblog chino escrita con la voz del Conejo de Jade, y el blog recibió decenas de miles de comentarios solidarios.

En cuanto a la suerte del explorador, un informe del estatal Diario de Ciencia y Tecnología dijo que sólo se sabría con claridad al final de la noche lunar. Las llamadas al programa espacial no obtuvieron respuesta el viernes, un día festivo.

El domingo, el explorador dijo que sus "amos" -presumiblemente los ingenieros del programa espacial- habían encontrado una anomalía en su mecanismo de control y estuvieron trabajando toda la noche para arreglarlo. No dio detalles sobre cuál era el problema, pero dio a entender que era serio.

"Aun así, sé que podría no superar esta noche lunar", dijo con un tono sombrío.

El Conejo de Jade comenzó a funcionar el mes pasado después del primer aterrizaje blando en la Luna de una sonda espacial, Chang'e 3, en 37 años. El módulo de aterrizaje lunar fue bautizado por Chang'e, una diosa mítica de la luna, y el explorador por Yutu o "Conejo de Jade", la mascota de la diosa.

En la bitácora, el Conejo de Jade relató sus logros en los 42 días que pasó en la luna, en los que viajó más de 100 metros (110 yardas) y recolectó una gran cantidad de datos científicos con una cámara panorámica, un radar y otros equipos.

El explorador fue diseñado para recorrer la superficie lunar durante tres meses en los que estudiaría los recursos naturales y enviaría datos. Luego se topó con problemas mientras se apagaba en preparación para la noche lunar, cuando la temperatura baja a menos 180 grados Celsius (menos 292 grados Fahrenheit).

"El sol ya se ha puesto aquí y la temperatura está cayendo muy rápidamente. He dicho mucho hoy, pero todavía siento que no ha sido suficiente", escribió el explorador en sus párrafos finales. "Le diré a todo el mundo un secreto. En realidad, no me siento especialmente triste. Al igual que cualquier otro héroe, simplemente me he topado con un pequeño problema durante mi propia aventura".

"Buenas noches, planeta tierra. Buenas noches, humanidad".