Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Divulgan nanociencia y nanotecnología en lenguas indígenas

MÉXICO

La UNAM, a través del Programa Ciencia Pumita del Centro de Nanociencias y Nanotecnología (CNyN), editó, en colaboración con el CONACYT, una colección de seis libros sobre los conceptos básicos de nanociencia y nanotecnología en lenguas indígenas.

Noboru Takeuchi, investigador del Departamento de Nanoestructuras del Centro de Nanociencias y Nanotecnología y director del Programa Ciencia Pumita, comentó que a pesar de sus fascinantes aplicaciones, la nanotecnología puede causar miedo en la sociedad si no se entienden bien sus conceptos fundamentales.

Para extender el conocimiento de estas áreas que cada vez tienen mayor impacto en la vida, dijo, en el CNyN se trabaja con escuelas de comunidades indígenas de Baja California para hablarles de nanociencia y nanotecnología y de ahí surgió la idea de hacer un programa de divulgación de la ciencia para hablantes de lenguas diferentes del español.

En nuestro país, al menos 10 millones de personas pertenecen a comunidades indígenas. El objetivo de los libros es contribuir a que este segmento de la población conozca la ciencia de lo nano y sus aplicaciones.

La traducción, un reto

Los seis libros manejan en general la misma información aunque presentan diferencias por las adaptaciones que exigió cada lengua indígena.

Las lenguas en que se editaron los textos fueron zapoteco de la Sierra Norte, náhuatl de Tlaxcala, mixe alto, mixteco de la Mixteca Baja, hñahñu del Valle de Mezquital y maya de Yucatán.

En las traducciones participaron especialistas de la UNAM, la Universidad Autónoma de Puebla, la Universidad Tecnológica de Tula-Tepeji y hablantes y escritores de las lenguas originarias.

Uno de los mayores retos que enfrentaron los traductores fue que aun cuando las lenguas indígenas sí tienen palabras para ciencia y tecnología, son para cosas macroscópicas, que si se ven y no para estructuras nanoscópicas.

El problema se resolvió cambiando el texto para hacer una reinterpretación que lo adaptara a la lengua, debido a que una traducción literal no era posible. En algunos casos se tomaron prestados términos del español y en algunos otros se definieron en la lengua, señaló Noboru Takeuchi, principal impulsor del proyecto.

Por ejemplo, nanotecnología en mixteco se tradujo como Tatanunio kixiva'a ndachuun que significa "lo que hace cosas enanas", y nanociencia en mixteco se dice Tatanunio ndyichi que significa "sabiduría de lo enano".

Los divulgadores de Ciencia Pumita ya han puesto a prueba la aceptación de sus libros de nanociencia y nanotecnología en las visitas que hacen a las comunidades indígenas para llevar a cabo círculos de lectura en voz alta.

Estas actividades son fundamentales porque las lenguas indígenas por lo general son habladas y muy poca gente las lee o las escribe. Es por eso que las publicaciones están acompañadas de un audiolibro. Así se puede superar este obstáculo.

El científico de la UNAM expresó que además de divulgar la nanociencia y la nanotecnología, incluyendo a los hablantes de lenguas indígenas, la colección de libros contribuye a la conservación y revitalización de estos idiomas.

Por lo general, la literatura indígena que se produce son leyendas o poesías, pero casi no hay libros de ciencia, y menos de temas tan nuevos como la nanotecnología, de ahí el valor de esta colección. El físico comentó que ya hay planes para producir más libros en las lenguas originarias sobre otros tópicos de vanguardia, como las nuevas formas de producir energía limpia.