Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Opiniones de exiliados sobre el "twitter cubano"

INTERNET

Internet.- Los cubano-estadounidenses están divididos en sus opiniones acerca de la revelación hecha por The Associated Press de que el gobierno de Estados Unidos canalizó millones de dólares con el fin de crear secretamente un “Twitter cubano” diseñado para socavar al gobierno de la isla.

Algunos ven el proyecto como una alternativa bienvenida a décadas de Guerra Fría entre Estados Unidos y Cuba que ha incluido intentos más violentos de derrocar al gobierno isleño, incluido un plan para dar al entonces presidente Fidel Castro un habano explosivo, el cual fracasó.

Para otros, la noticia generó temor de que el programa sólo ayudará al gobierno cubano a desacreditar al pequeño movimiento de periodistas y blogueros independientes de la isla.

Entre 2010 y 2012, la red social ZunZuneo atrajo a decenas de miles de cubanos que buscaban maneras de eludir el estricto control del gobierno sobre los medios de comunicación y las telecomunicaciones. De hecho, ZunZuneo fue creado con una subvención del Departamento de Estado norteamericano para, con el tiempo, transmitir mensajes políticos antigubernamentales y alentar la disidencia entre la juventud isleña.

Las revelaciones se dieron en un momento particularmente sensible para los activistas de la isla, ya que la bloguera cubana Yoani Sánchez se prepara para lanzar un proyecto noticioso el próximo mes.

"No creo que fuera malo si estaba abriendo las mentes de las personas... Mira, (el gobierno estadounidense) tuvo que cambiar de táctica. Con el embargo nada pasó en más de 50 años. Al menos así estaban ayudando a la gente a comunicarse". - Iván Marrero, 48 años, obrero de la construcción en Miami que huyó de Cuba en bote en 2005.

"Creo que es algo bueno. Espero que gane impulso para que la gente se dé cuenta de lo que pasa afuera y cambien las cosas en Cuba". - Belkis Hernández, de 44 años, estudiante de masoterapia residente de Miami.

"Esto es contraproducente para todos los esfuerzos de tratar de llevar información confiable y creíble al pueblo cubano sin tener que minar al gobierno cubano... El gobierno cubano hará todo para desacreditar a Yoani (Sánchez) y otros líderes de oposición dentro de Cuba que usan esta clase de información". - Andy Gómez, experto en asuntos cubanos y asesor de política para la firma legal Poblete Tamargo.

"Esto es más de lo mismo... es claro que la política de cambio de régimen trabaja a todo vapor". - Arturo López Levy, economista nacido en Cuba que imparte clases en la Universidad de Denver.

"Lo habríamos apoyado si alguien nos lo hubiera pedido. De hecho, podríamos salir y preguntarle a inversionistas (cubano-estadounidenses) si quieren poner dinero en eso". - Pepe Hernández, exiliado cubano que dirige la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, una organización afincada en Miami que recibe dinero de la agencia estadounidense USAID para sus actividades en la isla.

"¿Cuál es la historia? ¿Que Estados Unidos apoye a las personas para tener acceso a medios libres?... Estamos hablando de cubanos que no tienen permitido comunicarse en redes sociales, que no pueden poseer una antena satelital, donde no hay libertad de prensa". - Representante Mario Díaz Balart, republicano por Florida, cuyo padre fue funcionario del gobierno de Fulgencio Batista en Cuba y huyó después de la revolución de 1959 liderada por Fidel Castro.

"El meollo del asunto es que el pueblo cubano no tiene manera de comunicarse entre sí, y el gobierno estadounidense trató de proveer una plataforma... Yo no creo mucho en que las organizaciones sin fines de lucro sean un buen vehículo para derrocar un gobierno. Yo no lo habría planeado así. Habría hecho todo excepto lo de `y después fomentamos la disidencia'. Si lo haces bien, la disidencia habría surgido sola. Pero este es un país donde las personas temen disentir por lo que el gobierno hace para castigar a los disidentes. Ojalá se me hubiera ocurrido a mí la idea". - Representante Joe García, demócrata por Florida, cuyos padres dejaron la isla en la década de 1960.

"La USAID no es una organización secreta y no reciben fondos secretos. Presentan sus presupuestos al Congreso. El Congreso aprueba sus presupuestos... Esto es parte de nuestro programa que, de manera rutinaria, se ha hecho en el mundo por muchos años para ayudar a las personas de países opresivos a recibir información donde su gobierno represivo les niega esa oportunidad". - Representante Ileana Ros-Lehtinen, republicana por Florida, quien dejó Cuba cuando era niña con sus padres después de la revolución cubana.